La Casa Blanca fija nuevas normas para periodistas que cubren ruedas de prensa

La Casa Blanca anunció hoy una serie de nuevas normas que deben seguir los periodistas que acuden a sus ruedas de prensa y que, a partir de ahora, solo podrán hacer una pregunta y tendrán derecho a repreguntar sobre el mismo tema solo si reciben autorización, informó la Presidencia de EE.UU.

En un comunicado, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, aseguró que el Gobierno ha creado las normas debido a la posición que ha adoptado la cadena CNN, que demandó a la Casa Blanca porque suspendió la acreditación de prensa a uno de sus periodistas, Jim Acosta.

La Casa Blanca retiró la credencial al periodista Jim Acosta debido a su reticencia a ceder el micrófono después de hacer una pregunta al presidente de EE.UU.

 

 

La Casa Blanca retiró la credencial a Acosta debido a su reticencia a ceder el micrófono después de hacer una pregunta al presidente de EE.UU., Donald Trump, durante una conferencia de prensa. A partir de ahora, explicó Sanders, los periodistas solo podrán hacer una pregunta y luego tendrán que dejar hacer lo propio al resto de reporteros.

Además, los periodistas solo podrán repreguntar sobre el mismo tema “a discreción” del presidente o de otro funcionario de la Casa Blanca que esté encargado de gestionar las preguntas. La Casa Blanca advierte de que, si no se cumplen estas normas, entonces los periodistas verán cómo se les suspenden las acreditaciones de prensa.

Sanders agregó que otro de los puntos a cumplir es el de entregar “físicamente” el micrófono al asistente de turno de la Casa Blanca para que lo utilice otro reportero, algo que parece hacer referencia específica al caso de Acosta, quien llegó a forcejear levemente con una asistente de la Administración para seguir preguntando.

“Hemos creado estas reglas con cierta renuencia (…) Pero dada la posición tomada por la CNN, nos sentimos obligados a reemplazar las prácticas compartidas previamente con reglas explícitas”, señaló la portavoz, quien reiteró el compromiso de Trump con la libertad de prensa.

Asimismo, también precisó que estas normas solo afectarán a las ruedas de prensa formales y que no se aplicarán a otros espacios abiertos de la residencia presidencial en los que Trump suele hacer declaraciones o en el propio avión presidencial Air Force One.

 

 

Por su parte, la cadena CNN dio por zanjado su litigio con el presidente. El equipo de comunicación de la cadena dijo en Twitter: “Hoy la Casa Blanca ha restaurado por completo la acreditación de prensa a Acosta. Como resultado, nuestra demanda ya no es necesaria. Estamos deseando continuar cubriendo la Casa Blanca”.

Según informó hoy la CNN, la Casa Blanca había advertido a Acosta de que volvería a suspender esa credencial a finales de este mes, cuando caduca una orden temporal emitida por un juez. El magistrado que lleva el caso, Timothy Kelly, ordenó el pasado viernes a la Casa Blanca devolverle temporalmente la acreditación a Acosta durante al menos 14 días, un plazo que caducará a finales de este mes a no ser que el juez decida prorrogarlo.

Numerosos medios de comunicación, entre ellos la cadena favorita de Trump, Fox News, respaldaron a la CNN en su demanda contra la Casa Blanca, preocupados por el impacto en la libertad de prensa del gesto contra Acosta, que no tiene precedentes al menos en la historia reciente de EE.UU.