CNN demanda a La Casa Blanca por negar credencial a uno de sus periodistas

“CNN debería avergonzarse de que trabajes para ellos. Eres una persona terriblemente grosera. No deberías estar trabajando para CNN (…) cuando ustedes divulgan noticias falsas, algo que CNN hace bastante, ustedes son los enemigos del pueblo”.

BBC MUNDO

Las frases del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fueron parte de un tenso episodio durante una rueda de prensa en la que el mandatario ofreció su valoración sobre los resultados de las elecciones de mitad de período de la semana pasada.

Las duras palabras de Trump iban dirigidas a Jim Acosta, un reportero de la cadena CNN que insistió en preguntar después de que Trump le pidiera que se sentara dándole a entender que había pasado su turno.

El gobierno decidió revocar la acreditación de Acosta para trabajar en la Casa Blanca lo que llevó a CNN a presentar este martes una demanda para que le sea restituida.

Inicialmente, la Casa Blanca había justificado su decisión porque Acosta había puesto su mano encima de una asistente que le intentó arrebatar el micrófono.

Pero en respuesta al anuncio de la demanda de CNN, el gobierno emitió un comunicado en que señala que la acreditación le fue retirada a Acosta por seguir insistiendo en sus preguntas y no respetar que entonces era el turno de otro periodista.

¿Qué ocurrió?

El incidente se produjo después de que Acosta le preguntaba al presidente por qué insistía en calificar de “invasión” el hecho de que la caravana de migrantes procedentes de Centroamérica que se dirigiera hacia EE.UU.

Trump trató de hacer callar a Acosta, quien pasó a tratar de preguntar sobre la investigación de la supuesta trama rusa para interferir en las elecciones presidenciales de 2016.

Una joven asistente de la Casa Blanca trató de arrebatarle el micrófono al reportero de CNN, quien rechaza dárselo.

Acosta aparta a la joven y en un momento pone una mano sobre su antebrazo mientras insiste en sus preguntas a Trump.

Horas después, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, informó a través de su cuenta de Twitter la decisión de suspender la credencial de Acosta para acceder a la Casa Blanca hasta nuevo aviso.

Sanders justificó la decisión por esa acción de Acosta: el tocar a la asistente que le intentaba quitar el micrófono.

“El presidente Trump cree en una prensa libre y espera y acoge preguntas difíciles sobre él y su gobierno. Sin embargo, jamás toleraremos que un reportero ponga sus manos sobre una mujer joven que solo intentaba hacer su trabajcomo becaria de la Casa Blanca“, señaló Sanders en unos mensaje en Twitter.

Sanders compartió posteriormente un clip con zoom que algunos observadores aseguran que es un video alterado originalmente publicado por Paul Joseph Watson, afín a las teorías de la conspiración de extrema derecha.

Pero esta versión pareció quedar atrás una vez conocida la demanda de CNN para que sea restituido el permiso de Acosta para trabajar en la Casa Blanca.

En un comunicado tras conocerse la presentación de la acción judicial, el gobierno critica el hecho de que Acosta rehusara entregar el micro.

Jim Acosta

Las relaciones del gobierno de Trump con gran parte de los medios más importantes de Estados Unidos han estado marcadas por la tensión.

El mandatario alega que la prensa le da un trato injusto y que publica noticias falsas sobre su gobierno.

Los medios, por su parte, afirman que el presidente alimenta la división en el país y tienen un discurso de odio contra la prensa, al acusar a los periodistas de ser “enemigos del pueblo”.