40 hispanos lograron llegar al Congreso de Estados Unidos

La gran triunfadora latina de la jornada electoral fue la demócrata Michelle Lujan Grisham, que gobernará el estado de Nuevo México y será la única gobernadora hispana del país.

Los hispanos Ted Cruz y Bob Menéndez mantendrán sus escaños en el Senado y al menos 37 hispanos servirán en la Cámara de Representantes. Una cifra ligeramente superior a los 34 que sirvieron durante la legislatura actual.

Hasta 29 millones de hispanos tenían derecho a votar en estas elecciones legislativas. Por ahora no se conoce el porcentaje de participación.

Hace cuatro años apenas votó un 27% de los hispanos con derecho a voto. Esta vez los sondeos auguraban una participación más alta: la mitad de los hispanos encuestados por Pew este verano decían que habían pensado “mucho” en votar en 2018. Solo el 35% los hispanos respondían así antes de las legislativas de 2014, cuando los demócratas perdieron el control del Senado y dejaron a Barack Obama maniatado durante los dos últimos años de su mandato presidencial.

Según el sondeo a pie de urna encargado por varias cadenas televisivas, un 69% de los hispanos votaron por candidatos demócratas y un 29% por candidatos republicanos. Esas cifras son provisionales y podrían cambiar conforme avancen los resultados electorales.

De hispana a hispana

Este año dejaban el cargo en Nuevo México y Nevada los dos únicos gobernadores hispanos del país: los republicanos Susana Martínez y Brian Sandoval. La carrera a gobernador de Nevada no incluía ningún hispano, pero a Martínez en Nuevo México la sucederá otra mujer hispana: la demócrata Michelle Lujan Grisham, que ha ejercido como congresista durante seis años y también como parte del Gobierno estatal.

En los últimos años, Lujan ha sido la líder del caucus hispano en el Congreso y en septiembre rechazó la invitación del presidente Donald Trump a una recepción en la Casa Blanca por sus políticas de inmigración. Nuevo México es un estado cada cada vez más demócrata: ha votado por ese partido en cada elección presidencial desde 2008.

Menos suerte han tenido los demócratas Lupe Valdez y David García, que no han logrado dar la sorpresa en Texas y Arizona, donde competían en las carreras a gobernador. Ambos lo tenían especialmente difícil al competir contra dos gobernadores populares: los republicanos Greg Abbot y Doug Ducey.

Dos mujeres hispanas representarán a Texas por primera vez en la Cámara de Representantes. La primera es Sylvia García, que batió a su rival republicano en el distrito 29, una circunscripción que incluye una mayoría de votantes hispanos y que se extiende por varios suburbios de la ciudad de Houston. La segunda es Verónica Escobar, que representará al distrito 26, que dejará vacante Beto O’Rourke. García tiene experiencia como servidora pública en la ciudad fronteriza de El Paso, donde lideró durante varios años el Gobierno local.

En el duelo hispano por el distrito 26 de la Florida, el congresista republicano Carlos Curbelo fue derrotado por un margen muy estrecho por otra mujer hispana: la demócrata Debbie Mucarsel-Powell. Hillary Clinton ganó por 16 puntos en esa circunscripción, que incluye un 70% de población hispana. Murcasel-Powell nació en Ecuador y fue decana asociada de la escuela médica de la Florida International University. Hace unos meses explicó que había decidido presentarse al saber que Curbelo había votado a favor de derogar Obamacare.

El demócrata Jesús Chuy García sucederá al legendario congresista Luis Gutiérrez en el distrito 4 de Illinois. En torno a un 60% de los votantes de esa circunscripción son hispanos, la mayoría mexicanos y puertorriqueños. García, que llegó de niño con sus padres a Estados Unidos, compitió hace tres años por la alcaldía de Chicago pero perdió por 12 puntos contra su colega demócrata Rahm Emanuel.

Mucho más ajustado fue el triunfo del demócrata Anthony Delgado en el distrito 14 de Nueva York, una circunscripción moderada en el corazón del valle del Hudson. Delgado, de origen dominicano, ganó una beca Rhodes y trabaja como abogado en una firma importante. Su rival John Faso lo presentó como un rapero sin escrúpulos en uno de sus anuncios pese a su brillantez. Como muchos otros candidatos demócratas, Delgado ha basado su campaña en la lucha por mantener la reforma sanitaria de Obama.

Jóvenes que entran, veteranos que salen

Como era de esperar, la hispana Alexandria Ocasio-Cortez ha arrasado en el distrito 14 de Nueva York, que incluye parte de los barrios del Bronx y Queens. La candidata saltó a la fama hace unos meses al derrotar en las primarias demócratas al influyente congresista Joseph Crowley. Con apenas 29 años, Ocasio-Cortez se convierte ahora en la mujer más joven en formar parte del Capitolio y será una de las voces más progresistas en su partido de aquí a 2020.

Alexandria Ocasio-Cortez se convierte en la mujer más joven que llega a la Cámara de Representantes

No todos los nuevos hispanos en la Cámara serán demócratas. El republicano Anthony Gonzálezbatió a su rival Susan Moran Palmer en el distrito 16 de Ohio. La circunscripción incluye parte de Cleveland y Akron y el 94% de su población es blanca. González es el hijo de unos inmigrantes cubanos. Durante cinco años, jugó en un equipo de la NFL y luego se graduó en la Universidad de Stanford. Durante la campaña, se ha presentado como un republicano centrista y ha llegado a decir que no hubiera votado a favor del plan de su partido para derogar Obamacare.

El hispano Mike Levin se perfila como el ganador en el distrito 49 de California, que también ganaron Clinton y Romney y que había quedado vacante por el abandono del republicano Darrell Issa. El distrito incluye parte del área metropolitana de San Diego y del condado de Orange y la carrera era relativamente sencilla para Levin, que había recaudado casi cinco veces más que su rival. Nieto de inmigrantes mexicanos, Levin nunca ha ejercido antes ningún cargo público. Hasta ahora trabajaba como abogado medioambiental y puso el cambio climático en el centro de su campaña.

Varios candidatos hispanos se han quedado a las puertas de la Cámara de Representantes. La televisiva María Elvira Salazar no batió a la demócrata Donna Shalala en el distrito 27 de la Florida, que dejó vacante la congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen y el veterano hispano Richard Ojeda perdió en la batalla por el distrito 3 de West Virginia por 13 puntos después de una campaña agresiva y muy original.

En los últimos años, los republicanos han aprobado leyes que incluyen nuevos requerimientos y restringen el derecho a voto de las minorías. Algunas entraban ahora en vigor en estados importantes en estas elecciones como Iowa, Missouri o Dakota del Norte. También en Texas, donde las leyes aprobadas por los republicanos han podido afectar esta vez a cientos de miles de votantes hispanos según el análisis de la asociación de hispanos electos NALEO.