Venezuela se ha convertido en un refugio seguro para Hezbolá

La ONG estadounidense Centro para la Sociedad Libre y Segura (CSS) vinculó recientemente a Venezuela con el grupo libanés Hezbolá mediante un informe que presentó en el Congreso de Estados Unidos en Washington.

Sergio García | Anadolu

La diputada de la Asamblea Nacional de Venezuela, Marilyn Martinó, es una de las personas que conoció detalles de la denuncia del CSS y acompañó al director de la ONG, Joseph Humire, cuando presentó el documento ante la Cámara de Representantes estadounidense.

Martinó dijo a la Agencia Anadolu que el informe y la denuncia de Humire se basa en testimonios y evidencias de venezolanos que han conocido sobre las actividades de Hezbolá dentro y fuera del país.

La diputada indicó, además, que algunos funcionarios del Gobierno, de forma anónima, han dado información sobre los nexos de Hezbolá con Venezuela y que el informe fue hecho por un grupo de analistas expertos en crimen transnacional.

“Se pudo determinar que hay una presencia notoria de Hezbolá y de mucha peligrosidad”, resaltó Martinó.

La diputada sostuvo que las pruebas de la investigación del CSS llevan a la conclusión de que existe una entrada indiscriminada de integrantes de Hezbolá a su país, financiada por el Gobierno.

Martinó también aseguró que hay intereses de Hezbolá para que el vicepresidente venezolano, El Aissami, asuma la jefatura de Estado en Venezuela. “El linaje familiar sirio de Tareck El Aissami lo ubica en una familia poderosa que a través de los años vienen formando parte de este grupo. No en vano ha sido impulsado para que él asuma la Presidencia de Venezuela”, sostuvo.

Humire, director de la ONG y analista de seguridad internacional, manifestó en el Capitolio, que Venezuela es ahora en Latinoamérica “el principal epicentro donde opera el grupo”.

Humire sostuvo que Hezbolá tiene una red para conseguir financiamiento en la región mediante actividades relacionadas al contrabando y detalló que la operación cuenta con la protección del Gobierno venezolano y la presunta participación de una red financiera liderada por El Aissami.

El analista detalló que Venezuela recibe a migrantes de Hezbolá quienes obtienen documentos falsos para que puedan desplazarse por el resto de los países de las Américas.

“Venezuela se ha convertido en un refugio seguro para Hezbolá. Han confiado en Venezuela bastante para incrementar su presencia en el hemisferio occidental”, sostuvo en su denuncia ante el Congreso estadounidense.

La ONG dice en el informe que la red de Hezbolá utiliza los delitos asociados al contrabando, que son difíciles de sancionar debido a que el 35% de las naciones de la región no tienen leyes dirigidas contra organizaciones vinculadas al crimen transnacional.

El Gobierno de Venezuela ha comunicado a los medios locales en diversas ocasiones que lucha contra el crimen organizado internacional y que mediante la Asamblea Nacional Constituyente promueve leyes en contra de grupos delictivos de cualquier lugar del mundo.

El grupo Hezbolá es una organización libanesa que cuenta con un brazo político y otro paramilitar, que ha apoyado las acciones del régimen de Bashar al Assad en la guerra de Siria.

El CSS es un centro de pensamiento con sede en Estados Unidos y fundado en 2012 por el economista argentino, Alejandro Chafuen, quien es el actual líder de la Sociedad de Filadelfia y expresidente de la organización Atlas Network.

El Centro para la Sociedad Libre y Segura es una organización que hace parte de la Fundación Educativa Internacional Libertad (IFEF por sus siglas en inglés) y trata temas relacionados a gobierno y mercados.

El CSS ha publicado estudios sobre seguridad, la influencia de Irán en América Latina y las alianzas económicas de países de la región con Rusia y China.

La ONG participará en un panel en la Cumbre de las Américas el próximo 12 de abril sobre la crisis venezolana en Lima, Perú.