Venezuela: 73 personas han muerto por sarampión en lo que va de 2018

El sarampión presentó por primera vez desde julio pasado un descenso en el país, afirma la Sociedad Venezolana de Salud Pública y la Red Defendamos la Epidemiología Nacional, en su alerta número 21 sobre la enfermedad. “Desde la semana epidemiológica 21 (julio de 2018) hasta la 40 (24 de octubre) se identifica una tendencia continua a la baja en la incidencia de la epidemia, con datos aportados por el Ministerio de la Salud mediante la Oficina del Punto Focal del RSI, Venezuela, y comunicados a la OPS, reproducidos en las actualizaciones sobre sarampión del 21 de septiembre y del 24 de octubre de 2018”, afirma el texto.

No obstante, se registraron 920 nuevos enfermos en las últimas 5 semanas. “Es una paradoja, pero se debe a un reporte tardío inexcusable y es que el proceso de notificación y confirmación de los casos se ha realizado con retraso, lo que evidencia las fallas del sistema de control epidemiológico”, indicó el médico José Félix Oletta, al comentar el comportamiento del sarampión en el contexto continental.

Con base en estas cifras, Venezuela se mantiene en el primer lugar de los países de América con5.525 personas confirmadas hasta la semana 40 (24 de octubre), lo cual significa 69,46% del total en el continente, de acuerdo con la información fundamentada en datos de la Organización Panamericana de la Salud provenientes del Ministerio de Salud.

Sin embargo, los fallecimientos por sarampión no dejan dudas, aunque sí discrepancias, entre las comunicaciones oficiales y las de organizaciones particulares que vigilan la propagación de la epidemia. En lo que va de 2018 fueron reportadas 73 personas fallecidas por la epidemia en 4 entidades: Delta Amacuro (37), Amazonas (27), Miranda (6) y Distrito Capital (3); en las 2 primeras entidades hubo 11 decesos más que los conocidos hace 5 semanas, de acuerdo con referencias tomadas por la sociedad médica de los registros del organismo panamericano. “Estos datos oficiales, específicamente los de mortalidad, deben tomarse como provisionales”, advierte el boletín de alerta.

Una nota local de la Fundación Kapé Kapé reveló que la cifra de fallecidos solamente en la población indígena de Amazonas se elevó a 71, hasta septiembre de 2018, y hubo 53 fallecidos en la etnia warao del estado Delta Amacuro. El número acumulado de muertes, desde que comenzó la epidemia en 2017, es de 135, y se agregan 2 casos no incluidos en el estado Bolívar, señala la sociedad. “La tasa de letalidad entre los confirmados alcanza 2,15%, que resulta muy elevada para esta enfermedad y se corresponde con la particularidad de que 124 de las 135 muertes (91,85%) han ocurrido en población indígena yanomami-sanema, y warao, cuyas condiciones inmunológicas naturales los hacen muy vulnerables”, puntualiza.