The Wall Street Journal: EEUU sancionará exportación de oro desde Venezuela

Washington prepara sanciones para impedir la exportación de oro de Venezuela y evitar lo que funcionarios de EE.UU consideran como un intento del presidente Nicolás Maduro de saquear las riquezas del país, reportó el Wall Street Journal, el miércoles.

EE.UU. hace campaña para presionar las finanzas del gobierno venezolano, aseguró a la publicación una fuente familiarizada con el tema.

Las sanciones, que podrían darse esta semana, estarían en la linea con los comentarios de funcionarios de alto rango en la administración de Donald Trump sobre su preocupación por las operaciones del gobierno de Maduro relacionadas con el oro.

Mucho del oro minado en Venezuela – más de 20 toneladas, según los funcionarios estadounidenses – fue enviado a Turquía, que recientemente se convirtió en un aliado clave para el aislado gobierno de Venezuela.

Estados Unidos ha acusado al gobierno de Caracas de abuso a los derechos humanos, corrupción y de contribuir al desastre humanitario que ha hecho que miles salgan del país.

El Departamento de Tesoro ya ha enlistado y congelado las cuentas bancarias y activos de casi 70 funcionarios venezolanos, incluidos el propio Nicolás Maduro, y número dos del oficialismo y presidente de la asamblea nacional constituyente oficialista, Diosdado Cabello.

“La idea es cortar la triangulación del oro y el movimiento de fondo ilegales a través de compañías de maletín”, aseguró uno de los funcionarios estadounidenses al Wall Street Journal.

El gobierno venezolano ya ha condenado las sanciones estadounidense, asegurando que son parte de un plan internacional para derrocar al gobierno de Nicolás Maduro.

El asesor de seguridad nacional de EE.UU., John Bolton, dará un discurso este jueves en Miami donde se espera se enfoque en América Latina; específicamente, Cuba, Nicaragua y Venezuela. La fuente indicó al Wall Street Journal que si la administración Trump considera tomar estas acciones, probablemente coincidan con el discurso de Bolton.

A principios de mes, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, tratando de resaltar la presión internacional sobre Venezuela, le comentó a sus contrapartes durante una cumbre en Indonesia que la venta de oro se ha convertido en una forma para evadir las sanciones estadounidenses.

Jonathan Cohen, enviado adjunto de Estados Unidos para las Naciones Unidas, afirmó que el gobierno se ha fijado en “otro recurso valioso para saquear”, haciendo referencia a la caída de la producción de petróleo.

“Una de las áreas en la que debemos llamar a la conciencia es este saqueo masivo que ahora están haciendo con el oro”, afirmó esta semana Marshall Billingslea, secretario adjunto del Departamento del Tesoro para asuntos relacionados con financiamiento del terrorismo.

Al ofrecer una conferencia en la Brookings Institution (un centro de estudios políticos en Washington), Billingslea rehusó adelantar si su despacho prepara sanciones enfocadas en las exportaciones auríferas y dijo que su intención es denunciar esta actividad económica y pedir a otros países que presten atención.

Al sancionar a individuos y compañías que están ayudando al gobierno de Maduro minar el oro y exportarlo, EE.UU. podría detener la venta de oro al espantar a otros empresarios con la amenaza de que pueden ser penalizados por tener oro venezolano.

Las sanciones, señala el WSJ, podrían contraer las ventas internaciones al aumentar el costo de hacer negocios con Caracas al prohibírselo a instituciones financieras, compañías de envío y aseguradoras con datos para monitorear las empresas que pueden estar usando sus servicios para exportar oro venezolano.

Maduro ha pasado gran parte de los últimos dos años minando oro cómo opción para contener la hiperinflación que vive el país, que según el Fondo Monetario Internacional (FMI) superará 1.300.000% este año.

En su programa de televisión, Maduro habla de usar el oro como garantía para la nueva criptomoneda creada por el gobierno de Venezuela, el Petro, y para promover la inversión en un territorio rico en minerales en el estado Bolívar, al sur del país, llamado Arco Minero del Orinoco.

Recientemente, Maduro también anunció la venta de pequeñas láminas de oro a los venezolanos, parte de un plan para promover el ahorro, dirigido a los trabajadores y pensionados, entre otros, mediante la venta de lingotes de hasta 2,5 gramos que estarán certificados por el Banco Central de Venezuela (BCV),

El ministro de Minería, Víctor Cano, anunció en julio que el Banco Central de Venezuela había comenzado a refinar en Turquía el oro que compra a los mineros. Cano indicó que Venezuela ya no envía su oro a Suiza sino a un país aliado, donde no existe el riesgo de que sea decomisado debido a sanciones internacionales.