Rusia utiliza un banco para influir en la política de EEUU y apoderarse de Venezuela

Menos de dos meses antes de las elecciones presidenciales de 2016 marcadas por la interferencia rusa, el alto funcionario del Departamento de Estado, Daniel Fried, recibió una invitación para una gala privada con una actuación exclusiva del Bolshoi Ballet y una recepción posterior al evento.

“Claramente, su última reunión con Andrey Kostin impresionó”, dijo el correo electrónico enviado por un ex funcionario del Departamento de Estado que ahora dirige una asociación comercial dedicada a las relaciones comerciales entre los EE. UU. Y Rusia. “Por favor, vea adjunta una invitación especial de él” para que Fried y un invitado asistan a una gala patrocinada por VTB en el Centro John F. Kennedy para las Artes Escénicas en Washington, DC  

Quién es Kostin ? El presidente de VTB, un banco ruso de propiedad estatal que opera bajo sanciones estadounidenses, limita sus actividades desde 2014. Los lobbistas bien conectados de VTB en Washington habían negociadoanteriormente una reunión entre los dos hombres para discutir las sanciones.

Se supone que las campañas extranjeras para influir en los funcionarios estadounidenses son transparentes en virtud de la Ley de Registro de Agentes Extranjeros , una ley que exige la divulgación detallada de los esfuerzos de influencia extranjera. Pero pocos creen que FARA, aprobado en 1938 para combatir la propaganda nazi, haya funcionado bien. Está plagado de excepciones. La aplicación es débil. Las sanciones penales se aplican solo a las violaciones voluntarias . Y las presentaciones de los grupos de presión suelen ser tardías con pocas consecuencias, lo que hace que la información disponible sea menos valiosa para el público. Durante años, no muchos se preocuparon. Pero ahora, con acusaciones de intromisión extranjera en la capital de la nación, FARA está recibiendo un intenso escrutinio.

VTB proporciona un ejemplo ilustrativo de lo que los estadounidenses aprenden, o no, bajo FARA. Los cabilderos contratados del banco no revelaron una serie de reuniones de junio de 2016 con funcionarios del gobierno en nombre del banco sancionado hasta meses después de que la ley de los EE. UU. Lo exigiera. Una empresa, Sidley Austin, que cuenta con más de 2.000 abogados en todo el mundo, hizo la divulgación el año pasado solo después de que el Centro de Integridad Pública se pusiera en contacto con usted parahablar sobre las reuniones. Y los administradores de FARA, citando un error técnico, fallaron durante tres años para publicar públicamente un documento que revela que VTB había contratado al ex asesor general del Departamento del Tesoro de los EE. UU. Para que abogue en su nombre.

Hasta el momento, VTB le ha pagado a Sidley Austin y al grupo de presión Manatos & Manatos un total de $ 1.2 millones desde 2015 por cabildear sobre las sanciones, de acuerdo con las divulgaciones presentadas ante el Departamento de Justicia. Sin embargo, el Departamento del Tesoro de EE. UU. Anunció nuevas sanciones contra el propio Kostin en abril.

El esfuerzo de VTB -una reacción a las sanciones económicas impuestas al banco por los funcionarios estadounidenses- coincidió con un escrutinio creciente de los intentos rusos de influir en las elecciones presidenciales de 2016. La interferencia electoral en parte llevó aalgunos miembros del Congreso a proponer una legislación el pasado Halloween para reformar a FARA.

Leer el reportaje completo aqui: https://www.publicintegrity.org/2018/05/31/21783/how-sanctioned-russian-bank-wooed-washington?utm_source=Watchdog&utm_campaign=bda9178b6d-EMAIL_CAMPAIGN_2018_05_30_10_07&utm_medium=email&utm_term=0_ffd1d0160d-bda9178b6d-100281065&mc_cid=bda9178b6d&mc_eid=84b5340d52

 

BANCO RUSO VENEZOLANO

El 6 de febrero de 2009, el primer ministro de Rusia, Vladímir Putin, aprobó el proyecto de acuerdo intergubernamental con Venezuela sobre la creación del Banco Ruso-Venezolano.

“Encomendar al Ministerio de Finanzas mantener, conjuntamente con el banco VTB y Gazprombank, las conversaciones con la parte venezolana y firmar el nombre del Gobierno de Rusia el acuerdo correspondiente”, dice una disposición gubernamental con fecha del 31 de enero de 2009.

El proyecto de acuerdo, previamente concordado con Venezuela, estipula que el banco binacional se fundará como sociedad anónima conforme a la legislación rusa, y tendrá su sede en Moscú y una sucursal en Venezuela. El banco también podrá abrir sucursales en terceros países.

La cuantía del capital social y el reparto de las participaciones entre las partes se establecerán en los documentos fundacionales del banco conjunto.

El banco binacional prestará servicios a los clientes corporativos y dará prioridad a la financiación de los proyectos en Rusia y Venezuela en la industria del petróleo y gas, sector eléctrico, industria minera, metalurgia, infraestructura, construcciones mecánicas y petroquímica.

El 7 de octubre de 2011, el entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció nuevos acuerdos con Rusia. Esta vez habló del banco ruso venezolano.

El banco conjunto ruso-venezolano será capaz de operar en todo el mundo, según aseguró el presidente venezolano, Hugo Chávez, tras una reunión en Caracas con una delegación rusa encabezada por el viceprimer ministro de Rusia, Ígor Sechin.

“Ya el banco existe y ahora vamos a firmar un acuerdo para elevar el capital a 4.000 millones de dólares”, manifestó Chávez.

De acuerdo con el líder de Venezuela, el banco permitirá diversificar el desempeño económico y financiero entre ambos países. La entidad ya cuenta con oficinas de representación en Moscú, Caracas y Pekín.

El primer ministro de Rusia, Vladímir Putin, fue el artífice del proyecto, cuando en 2006 ofreció establecer una institución financiera ruso-venezolana. La parte rusa está representada por Gazprombank y VTB, la parte venezolana por el Fondo De Desarrollo Nacional.

Además, durante las negociaciones con la delegación del Gobierno ruso, Chávez también anunció la creación de una empresa conjunta de producción de plátanos. Para estos fines se destinarán 2.000 acres de tierra al sur del Lago de Maracaibo. “Ya tenemos el terreno al Sur del Lago de Maracaibo. Estoy autorizando la empresa mixta”, reconoció Chávez.

El líder venezolano también propuso organizar en Rusia la producción de bebidas tradicionales de su país, entre ellas el cocuy, obtenida de la penca de agave cocui. “El cocuy compite con el vodka”, comentó Chávez.

Asimismo existe un acuerdo para la exportación de flores de Venezuela hacia Rusia.

El presidente Chávez dijo que recibió una carta del primer ministro de Rusia, Vladímir Putin, quien se “lanzó de candidato a Presidente y va a ganar, Dios mediante, las elecciones. Es un gran aliado estratégico”.

En 2016, el banco ruso sondeó a los inversores la semana pasada sobre la compra de un bono de Venezuela al 2036, un papel por US$ 5,000 millones que está en poder del Banco de Venezuela desde que se emitió a fines del 2016.

Un gestor de fondos de cobertura al que se acercó VTB dijo a IFR que el banco trató de ver si había interés, pero que no entró en detalles como el precio.

Una segunda fuente dijo a IFR que el banco finalmente decidió no proceder por el riesgo de que la venta dañara su reputación.

“Están tratando de vender algo que probablemente será repudiado”, dijo uno de los corredores que se especializa en valores de Venezuela a IFR. ¿Por qué alguien gastaría siquiera un centavo por algo que no se pagará?”.