¿Por qué Tarek William Saab no investiga los “turbios negocios” de Alex Saab?

Por Saúl Noriega, corresponsal de RCN en Caracas

La figura del empresario colombiano Alex Saab ha tomado relevancia internacional al ser señalado como un poderoso contratista, que logró consolidar negocios millonarios con el gobierno venezolano, principalmente en la importación de alimentos.

Un nombre del que se comenzó a hablar internamente a mediados de 2017, a propósito de la investigación periodística que encabezaron cuatro periodistas venezolanos y publicada en el portal web Armando.info.

“Fue casualidad que empezamos a notar que en diferentes negocios del gobierno venezolano estaba él (Saab) como representante de empresas nuevas en Venezuela, junto con su socio Álvaro Pulido”, destacó Joseph Polisuk, editor de la mencionada página digital y quien además resaltó la diversidad de sectores en los que participaban.

“Estuvieron al frente de un caso sobre el llamado Sucre, una moneda de libre convertibilidad en la ALBA y que la Fiscalía ecuatoriana en tiempos de Rafael Correa comenzó a investigar. Luego aparecieron en unas viviendas prefabricadas que prometieron y que nunca construyeron en el estado Carabobo, también en negocios petroleros y finalmente en el caso de los Claps, que se ha demostrado que más que una solución para paliar el hambre es un negocio”, relató.

A principios de 2018 recibieron la notificación que habían sido demandados por el propio Alex Saab ante un juzgado de Caracas. Poliszuk, Alfredo Meza, Ewald Scharfenberg y Roberto Deniz, miembros del equipo periodístico, fueron acusados de “difamación agravada continuada” e “injuria agravada”. Luego comenzaron a recibir amenazas “desde Colombia”, por lo que decidieron salir de Venezuela.

En septiembre de este año, el gobierno de Nicolás Maduro, a través de Conatel, el organismo que regula las telecomunicaciones prohibió a los comunicadores publicar informaciones referentes a Saab, una medida que se ha replicado a otros medios, ante la censura reinante.

A pesar de las reiteradas denuncias no hay investigación por parte del Ministerio Público, organismo que ejerce la acción penal en Venezuela.

La Comisión de Contraloría del Parlamento, de mayoría opositora, ha tomado la batuta en las averiguaciones con la colaboración de la ex fiscal Luisa Ortega Díaz que envió un documento con “irregularidades”

“En ese informe nos habló de algunas empresas, y esas investigaciones nos dieron las primeras pesquisas que el grupo Grand Limited, propiedad de Alex Saab (…) es el que tiene el monopolio de la compra y venta de alimentos de las cajas claps y está vinculado directamente a la familia presidencial, a Nicolás Maduro, a Cilia (Flores) y a los hijos de Cilia”, señaló el presidente de la instancia parlamentaria, Freddy Superlano.

Detalló que han calculado que “todo lo que tiene que ver con la compra de alimentos de 2016 hasta la fecha”, supera los 3 mil millones de dólares. “Más del 70% de las operaciones que se realizan allí por supuesto que han pasado por esta empresa, un monto bastante interesante” acotó.

Destaca la investigación que arrancó en Colombia y más recientemente en México, por lo que espera acciones que permitan hacer justicia.

LOS NEGOCIOS DE ALEX SAAB EN VENEZUELA

El 18 de octubre pasado, las autoridades mexicanas desarticularon una red de especuladores que compraba comestibles de baja calidad y los revendía en Venezuela con sobreprecio. Esta red, formada por personas y empresas mexicanas y de otras nacionalidades, compraba los comestibles en México con recursos del programa de Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) de Venezuela, según señaló la Fiscalía mediante un comunicado.

“Este grupo ha obtenido recursos públicos venezolanos desviándolos de sus fines humanitarios para adquirir alimentos y especular comercialmente aprovechándose de la carestía alimentaria que aqueja a Venezuela”, señaló el subprocurador Especializado en Investigación de Delincuencia Organizada de la PGR, Alonso Lira.

El funcionario aseguró que los alimentos comprados en México eran ofrecidos en Venezuela por el CLAP, un programa creado en 2016 por el gobierno de Venezuela, con un sobreprecio de hasta el 112 %. En el marco de la indagatoria las autoridades mexicanas hallaron 1.300 contenedores con aproximadamente 1,8 millones de despensas alimenticias.

Lira informó que la Fiscalía llegó a un acuerdo de reparación del daño con los imputados y además permitió que se concluyera el envío de las 1,8 millones de despensas al detectarse que era perecederos con fecha cercana de caducidad. Además, los imputados se comprometieron a entregar tres millones de dólares a la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) para atender su mandato en América Latina y el Caribe y a suspender actos comerciales con Venezuela.

En el marco de esos hallazgos, El Tiempo dio a conocer cómo el barranquillero Alex Saab se enriqueció a punta del hambre de los venezolanos. “En revancha por el desplante que personal de un exclusivo club de la Costa le hizo, al impedirle la entrada y hacer trizas su credencial, el empresario Alex Saab decidió levantar un exótico y lujoso palacete en Barranquilla. Demolió 5 casas en el exclusivo barrio El Golf, importó mármol para sus pisos e instaló dos canchas de tenis con suelo de arcilla, zona húmeda y dispositivos de seguridad. No sirvió de nada que allegados le pidieran mantener bajo perfil, después de que la fiscal venezolana en exilio, Luisa Ortega, lo graduó de testaferro de la fortuna oculta del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro“, señaló.

De acuerdo con la denuncia. Alex Saab tiene pendiente el caso en mención en México y otro por 125 millones de dólares por lavado de activos en Colombia. También se investigan sus presuntos nexos con la organización terrorista Hezbolá. “El tema de Hezbolá es tan cinematográfico y absurdo que ni siquiera merece un pronunciamiento de fondo (…). En cuanto al caso por lavado, daremos la pelea jurídica para demostrar su inocencia”, dijo el abogado Abelardo de la Espriella, citado por el medio en mención.

Respecto al paradero de Alex Saab, el medio aseguró: “El rastro más fresco sobre su paradero lo reveló este diario a mitad de semana al establecer que salió en diciembre de 2017 de Colombia rumbo a Berlín. Pero informes señalan que lo han visto en la isla de Antigua –donde tiene un negocio de casas prefabricadas que vende a Caracas– y hasta en Turquía”.

NADIE INVESTIGA EN VENEZUELA

Nota de La redacción: ¿Por qué el Fiscal venezolano Tarek William Saab no investiga los turbios negocios del colombiano Alex Saab? ¿Tienen relación familiar o amistosa estos señores que tienen el mismo apellido? ¿Tarek William Saab será pariente de Alex Saab? Hasta ahora, el Fiscal designado por la insconstitucional ANC en Venezuela no ha dicho si está investigando los negocios de Alex Saab.