Perú: miles de personas marchan para exigir renuncia del Fiscal General

Lima, 12 sep (EFE).- Miles de personas marcharon hoy por las calles del centro de Lima para exigir la renuncia del fiscal general de Perú, Pedro Chávarry, incluido en una investigación fiscal contra una organización criminal enquistada en la Judicatura peruana.

Al grito de “¡Fuera Chávarry!” y “Ni mafias ni corrupción”, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) convocó a una serie de organizaciones sociales, estudiantiles, sindicatos y partidos políticos para exigir la salida del Fiscal de la Nación, que ha perdido el respaldo de la mayoría de sus colegas en los últimos días.

Una enorme bandera del Perú recorrió las calles del centro de Lima, desde la Plaza San Martín hasta el edificio del Ministerio Público, para expresar la indignación de la población por los indicios de que Chávarry perteneció a la organización Los Cuellos Blancos del Puerto, una mafia de corrupción descubierta en los tribunales de Lima y el Callao en julio pasado.

La movilización pidió al Congreso, controlado por la mayoría opositora de Fuerza Popular, la destitución de Chávarry, quien ha sido respaldado por la lideresa de ese partido Keiko Fujimori, investigada actualmente por lavado de activos en la Fiscalía.

“Y va a caer, y va a caer, el Congreso va a caer”, clamaban los grupos que rechazan la supuesta protección de Fuerza Popular al fiscal general.

Algunas de las conversaciones sostenidas por Chávarry con la presunta mafia corrupta revelaron su interés en asegurar su elección en el cargo, mediante encuentros con periodistas invitados por operadores políticos y legisladores de Fuerza Popular.

Horas antes de la movilización, el fiscal de la nación invocó, en un comunicado, a los integrantes de la institución a defender la autonomía constitucional del Ministerio Público “frente a una serie de desinformaciones, comentarios y calificativos que ponen en duda su autoridad e independencia”.

“Solo con unidad de todos sus integrantes, el Ministerio Público podrá hacer frente y solucionar la sensación de enfrentamiento producida por presiones de diversos sectores, propiciando para ello un ambiente de diálogo y entendimiento que debe imperar en la institución”, agregó el documento.

Ayer, el Congreso de Perú fue declarado en sesión permanente para abordar la reforma del sistema de justicia impulsada por el presidente, Martín Vizcarra, tras desvelarse una compleja red de corrupción judicial instalada en las altas esferas de la judicatura peruana.

El presidente del parlamento, el fujimorista Daniel Salaverry, convocó al pleno para comenzar a debatir este jueves la recomposición del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), cuyos miembros dimitieron o fueron destituidos al descubrirse que la mayoría estaban implicados en el escándalo de corrupción.

El anuncio del presidente del Congreso llegó horas después de que Vizcarra lamentara que los siete proyectos de ley presentados por él mismo ante el Parlamento llevaban más de un mes sin conocerse progreso alguno en el hemiciclo.

Las fricciones entre Vizcarra y el Congreso, dominado por el fujimorismo por mayoría, se acrecentaron después de que el mandatario anunciase un referéndum para impedir la reelección de congresistas, volver a un Parlamento bicameral y reformar la financiación privada de los partidos.

En la red de corrupción, desvelada desde julio por grabaciones de conversaciones telefónicas, participaban magistrados, políticos y empresarios que incurrían en presuntos delitos de tráfico de favores e influencias, prevaricación y cohecho. EFE