Pedro Mena: El Negocio del régimen, libertad presos políticos

La reciente medida de la dictadura de Maduro, al decretar la libertad de varios presos políticos opositores, mas que una medida humanitaria de buena voluntad, encubierta con algunas sorpresivas solicitudes de actores políticos cuestionados, es una decisión plenamente planificada y dirigida por el régimen comunista cubano, siendo parte de su libreto y recetario político , aplicado con éxito en el pasado en otros países.

Tengo dos ópticas sobre este tema. El primero es humano, me siento identificado con la alegría y felicidades que deben estar experimentado, estos  valiosos y valiente luchadores opositores y sus familiares más cercano, al verse “libres” de las mazmorras y torturas diarias a la que eran sometidos en los centro carcelarios donde estaban recluidos, pero ahora “secuestrados” y severamente condicionados a prohibiciones, como no declarar públicamente, prohibición de viajar al exterior, presentarse mensualmente al tribunal, y otros derivados de tales decisiones violatorias de lo DDHH.

La otra, es la política, el ejemplo de lucha y convicción moral de nuestros verdaderos presos políticos, es una evidencia mas ante la comunidad internacional, de las cuestionadas características de persecución, represión y sometimiento por cualquier vía, como eje central del régimen castro comunista de Maduro en su imposición totalitaria a nuestro sufrido pueblo. En ambas apreciaciones, van  mi solidaridad plena con los beneficiados de estas medidas, alguna con mas de 2 y 3 años presos e incomunicados con la civilización, presos de la barbarie humana.

Ahora lo criticable de esta decisión es que es parte de un “show” montado con anticipación por los cerebros maquiavélicos del régimen cubano, como una medida de aparentar la “rectificación y pacificación” del país, por ser “víctimas” de los “mercenarios del imperio” y sus políticas “entreguistas” basada en la aplicación de la “guerra economica”, como consecuencia de ello y de  las intensas y cada  vez más, sanciones económicas y políticas, contra esta aberrante dictadura, por parte de la comunidad internacional.

Ahora el discurso del continuista usurpador es llamar otra vez al cacareado dialogo, que no es  otra excusa más, para impulsar sus nuevas medidas políticas, destinadas a ocultar y crear un nuevo “pote de humo” de la destrucción economica, de hambre y miseria que está sometido el país entero. Plan G-2 cubano. Mucho cuidado con caer en su nuevo juego.

Para nadie es un secreto que esta decisión, justifico también la libertad de varios delincuentes comunes, estafadores, y malandros de los mal llamados grupos de “colectivos”, paramilitares, que estaban detenidos como consecuencia de  sus fechorías y delitos cometidos contra indefensos ciudadanos.

 

Esta práctica no es nada nueva en la historia de la conocida “revolución cubana” de Fidel Castro, quien un 24 de diciembre del 1962, recibió después de largos meses de negociación con el famoso abogado de Nueva York James Donovan, autorizado por el gobierno de Estados Unidos y con el apoyo del Fiscal General  Roberto Kennedy , la cantidad de $ 62 millones de dólares en efectivo, en comidas para niños y medicinas , como pago por el trueque humano, de las vidas de 1200 miembros de la brigadas 2506, presos y torturados, por ser los protagonistas de la llamada “Invasión de Bahía Cochino”, fracasada por la ausencia de la ayuda de la prometida aviación  militar USA, que nunca llego en su auxilio. Un total de 12  vuelos aéreos privados, culminaron con la entrega de los prisioneros negociados y comprada su libertad a la dictadura de Fidel Castro.

Nos recuerda la historia que muchos de los presos tenían ya un precio de “catalogo” previamente fijado por la dictadura castrista, lo de mayor nivel de jerarquía, 500 mil dólares, los siguiente 250 mil, los de menor jerarquía, soldados, 25.000 por cada uno. Un ejemplo histórico de la capacidad creativa de los jerarcas comunista cubanos.

Como lo demostramos, en teoría y práctica, el “recetario comunista cubano” , se aplica en versión mejorada en Venezuela. Los presos políticos venezolanos, han sido victimas de este trueque humano, de lograr “liberarse” de la cárcel, y continuaran  secuestrado y presos del régimen en sus propios hogares, sometidos a las mordazas del silencio y el chantaje, tal como hoy se le aplica a nuestro líder Leopoldo Lopez, lo cual es  humanamente compresible y políticamente cuestionado por quienes defendemos sus derechos humanos.

Ya la Corte Penal Internacional tendrá oportunamente en sus manos, el abultado  expediente elaborador por destacados  especialistas independientes en DDHH contratados por la OEA y el Embajador Luis Almagro, para denuncia con cifras y casos concretos de asesinatos, torturas y detenciones ilegales al régimen de Maduro por “Crímenes de lesa humanidad”. La justicia tarde, pero siempre llega. La oposición democrática deberá tener en sus prioridades divulgar este  histórico informe emanado de la OEA.

¿Llegaran al final del camino los representantes del régimen de Maduro a negociar la libertad del pueblo y sus dirigentes democráticos, en términos económicos y crematísticos, como ejemplo histórico antes señalado de Cuba? .

No tengo duda alguna, siempre que sus intereses grupales, políticos y personales, así lo exijan, no tendrán ningún impedimento para hacerlo. Consejo, debemos estar preparados para esas exigencias en cualquier etapa de nuestra lucha contra la dictadura y sus aliados. Bendiciones a nuestros héroes liberados ¡.