Nicaragua sigue encendida: Daniel Ortega acepta dialogar de nuevo

Nicaragua volvió a amanecer este lunes (28.05.2018) convulsionada, después de que estudiantes ocuparan una de las universidades públicas más importantes de Managua y desconocidos incendiaran dos edificios en Masaya, al este de la capital, reseña la Deutsche Welle

Un grupo de jóvenes ocupó temprano la sede de la Universidad de Ingeniería (UNI) y permanecen atrincherados en su interior, según informaron en las redes sociales. El Movimiento 19 de Abril (M19A), que dirige las protestas estudiantiles, no ha confirmado si los ocupantes son miembros de esa u otra organización.

La UNI se ubica cerca de una de las principales zonas comerciales de Managua, frente a la jesuita Universidad Centroamericana (UCA) y muy próxima al centro comercial Metrocentro, donde se realizan frecuentes protestas contra el Gobierno. Las instalaciones de la UNI fueron escenario de las primeras protestas estudiantiles que comenzaron el 17 de abril. La Policía antimotines y fuerzas de choque del Gobierno atacaron con gases lacrimógenos y balas de goma y de plomo a los universitarios.

 

 

Con la ocupación de la UNI suman ya cuatro las universidades “tomadas” por estudiantes, que buscan presionar al Gobierno para negociar la salida de Daniel Ortega del poder, según han dicho líders del M19A.

Instalaciones públicas amanecen en llamas

Mientras, en Masaya, a 25 kilómetros de la capital, las sedes de la Fiscalía y de la Procuraduría de Justicia amanecieron este mismo lunes en llamas, después de que desconocidos atacaran sus instalaciones en horas de la madrugada (local). Ninguna agrupación se ha atribuido los ataques, que consumió casi completamente ambos locales, según testigos.

Pablo Cuevas, vocero de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), dijo que ambos edificios fueron evacuados previamente por las autoridades que retiraron todo su mobiliario y archivos.

Esta situación ocurre poco antes de que inicie este lunes la primera reunión de la comisión mixta del diálogo nacional, formada para intentar destrabar las negociaciones que quedaron en suspenso el miércoles pasado (23.05.2018).

Al menos 79 muertos, según la CIDH

La crisis inició en abril pasado con una protesta estudiantil contra una reforma al Seguro Social, que afectaba a miles de trabajadores y jubilados, y se extendió a raíz de la violenta acción de la Policía y paramilitares contra los manifestantes.

El Gobierno reporta 22 muertos desde el inicio del conflicto, pero según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) las víctimas suman al menos 79, además de 868 heridos y 438 detenidos, en su mayoría ya liberados.

EAL (dpa, laprensa.com.ni)