Intervención militar en Venezuela ¿una opción?

Entre gritos y lágrimas los migrantes venezolanos que transitaban por el puente internacional Simón Bolívar, en la frontera de Colombia con Venezuela, recibieron a Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA).

EL COLOMBIANO

Desde Cúcuta, Almagro aseguró que “no se descarta ninguna opción para sacar a Venezuela de la crisis que atraviesa, más allá de las acciones diplomáticas. En cuanto a intervención militar para derrocar al régimen de Nicolás Maduro, creo que no debemos descartar ninguna opción”. Calificó la falta de comida, medicinas, trabajo y seguridad en el país vecino como “una inmoralidad”.

En su paso por la frontera, Almagro estuvo acompañado por el canciller Carlos Holmes Trujillo, quien llamó la atención sobre la urgencia de crear un Fondo Humanitario para fortalecer la capacidad de apoyo a los migrantes venezolanos, nombrar un funcionario de alto nivel para coordinar acciones y hacer frente a la crisis .

Por su parte, el Director para las Américas de Human Rights Watch, José Manuel Vivanco, quien formaba parte de la comitiva, precisó que se continúa trabajando para que la Corte Penal Internacional, condené los delitos de lesa humanidad cometidos por el gobierno de Nicolás Maduro.

La importancia de su visita

Luis Almagro estuvo en Colombia debido a la decisión del Consejo Permanente de la OEA de conformar un grupo técnico que viajará a las fronteras de los países receptores de migrantes venezolanos. Luego de todas las visitas, esta organización elaborará un informe que, se espera, defina los mecanismos de cooperación que puedan ser destinados a cada nación para atender la crisis migratoria.

Para Carlos Enrique Arévalo, jefe del Departamento de Derecho Internacional de la Universidad de la Sabana, “el secretario Almagro ha sido uno de los pilotos del movimiento en contra de la situación que vive Venezuela por culpa del régimen”. Y es que él tiene una doble autoridad al ser un líder de corriente socialista (izquierda) que representa esta organización. Para Arévalo “todo lo que ha dicho en contra de la situación del pueblo venezolano es un hecho más que demuestra la importancia que tiene para la OEA el tema”. Sin embargo, comenta que no cree que su visita a la frontera “pueda generar una trascendencia”.

Para Rocío Castañeda, asociada senior de información pública de la Agencia de la ONU para los refugiados en el país, el hecho de “que más entidades de carácter regional puedan poner sus ojos y dar prioridad a toda esta situación es muy importante” y resalta la dimensión regional de la crisis.

Un extenso viaje

El Secretario de la OEA, aseguró que los aportes hechos a la crisis son parte de los paliativos para ir superando la situación, pero reconoció que los mismos no son suficientes: “Todos sabemos que la situación se resuelve cayendo Maduro, con democracia, derechos humanos, trabajo, un país en libertad y con unas elecciones libres”.

Y es que durante su recorrido por el puente Simón Bolívar constató la crisis venezolana. “¡Fuera Maduro, queremos libertad, nos están matando de hambre!”, repetían sin descanso los venezolanos mientras alzaban su bandera.

Las caras de tristeza y angustia de algunos migrantes conmovieron al Secretario General de la OEA, quien luego de escuchar el relato de una madre venezolana, acompañada de ocho hijos, optó por tomar de su bolsillo un billete en dólares y ofrecerlo como un gesto de solidaridad a la humilde mujer. Ella, entre lágrimas, lo recibió.

Para leer el original visite: http://www.elcolombiano.com/internacional/intervencion-militar-en-venezuela-una-opcion-DC9334173