Gustavo Azócar Alcalá: 10 razones para no votar en elecciones regionales

El Calabozo de la Libertad

 

 

10 razones para no votar

en elecciones regionales

 

Por: Gustavo Azócar Alcalá

 

La semana pasada escribí una carta en la que expliqué algunos de los motivos por los cuales no creo conveniente participar en las elecciones regionales previstas para el mes de octubre de este año. Respeto (aunque no comparto) la opinión de quienes piensan que hay que participar en los comicios de gobernadores 2017. Sólo espero que quienes no compartan mi modo de pensar también respeten las razones por las cuales por primera vez desde 2005 (cuando yo si quise votar y los partidos opositores no quisieron presentarse en la contienda) no acudiré a las urnas electorales a depositar mi voto.

 

Ratifico ante el país que no iré a votar por ningún candidato a gobernador en estos comicios. Y asumo plenamente mi responsabilidad. No haré campaña por ningún aspirante, llámese como se llame, pertenezca a un partido o sea independiente. Lo aclaro por enésima vez: no soy abstencionista. Tampoco soy anti MUD. Pero estoy convencido de que la Mesa de la Unidad y los partidos que la integran han equivocado desde enero de 2016  la estrategia para enfrentar a Maduro y lo siguen haciendo en 2017. Creo firmemente que el país opositor quiere una cosa y la MUD otra. Tal parece que la dirigencia de la MUD se quedó atascada y con el motor fundido.

 

Me cuento entre los millones de venezolanos que, hoy día, no quiere a Maduro y sus 40 ladrones, pero tampoco quiere a la MUD. Pienso que ha llegado el momento de explorar una tercera vía. Por ahora, y para que nadie diga que no lo dije, me  conformo con exponer ante quienes todavía me leen las razones por las cuales no iré a votar en las elecciones regionales:

 

1. Las elecciones regionales son una trampa para enfriar la calle.

Las votaciones regionales debieron hacerse a finales de 2016 tal como lo establecía la Constitución. Pero al gobierno no le dio la gana de convocar esos comicios. Y la MUD y los partidos que la integran se hicieron los locos y nunca presionaron al CNE para que cumpliera con la ley. El famoso G4 de la MUD (que a veces pareciera tanto o más peligroso que el G2 cubano) se hizo de la vista gorda frente a las regionales porque apostaban a que no habría tiempo para hacer elecciones primarias. La idea era repartirse el país mediante candidaturas de “consenso”. El CNE violó la Constitución que establece claramente que los mandatos de los gobernadores son de 4 años. La AN dominada por la MUD desde enero de 2016 no hizo nada  para que las elecciones regionales se hicieran antes de que finalizara ese año.

Maduro y sus 40 ladrones quieren hacer comicios regionales en 2017 para enfriar la calle y acabar con las protestas que lo mantuvieron acorralado durante 4 meses continuos. Lo peor es que la MUD lo sabe.

2.- Nadie cree en el CNE presidido por Tibisay Lucena

Ocho de cada diez venezolanos no creen en Tibisay Lucena ni en ninguna de las otras tres reptoras oficialistas del CNE. La mayoría de los venezolanos no aceptamos que Tibisay Lucena dirija unos comicios regionales después de haber cometido el peor fraude electoral en la historia de la humanidad el pasado 30 de julio de 2017, con la supuesta elección de los miembros de la Constituyente Cubana. El mundo entero vio en vivo y en directo la forma como Lucena engañó a los venezolanos, anunciando la existencia de 8 millones de votos que nunca jamás se presentaron en las urnas.

Pero eso no es todo: Lucena fue la funcionaria que abortó la solicitud de un Referendo Revocatorio contra Nicolás Maduro. Fue Lucena la que prestó las instalaciones del CNE para recoger 10 millones de firmas fantasmas contra Obama. Fue Lucena la que limitó la participación de los venezolanos en la validación de los partidos políticos de la oposición.  Y fue Lucena quien regaló un año de gracia a los gobernadores violando la Ley. Ir a unas elecciones con Lucena al frente del CNE es una verdadera aberración.

3.- No se pueden aceptar las máquinas de Smarmatic

El director ejecutivo de Smarmatic confesó en Londres que las máquinas de esa organización fueron “puyadas” el pasado 30 de julio de 2017, durante el circo montado con la Constituyente Cubana. Antonio Mugica dijo que “había una diferencia de al menos 1 millón de votos”.

Eso quiere decir que, según Mugica, las máquinas de Smarmatic son vulnerables. Cualquier hacker puede inyectar un millón de votos a las máquinas y poner a ganar a cualquier candidato oficialista, tal como ocurrió el 14 de abril de 2013 en las elecciones que Maduro “ganó” a Capriles.

Tras el fraude cometido el 30 de julio de 2017, las máquinas de Smarmatic no pueden seguir siendo utilizadas en ninguna elección. Debemos regresar a las elecciones manuales. Voto manual y Conteo Manual. El voto automaizado es un fraude.

  1. La MUD no podrá inscribir candidaturas en siete estados

El CNE presidido por la tramposa de Tibisay Lucena, en otra de sus tantas arbitrariedades, decidió que la MUD no podrá presentar candidatos en siete de los 23 estados de Venezuela. De esta forma, los electores que viven en Zulia, Apure, Monagas, Bolívar, Trujillo, Aragua y Carabobo no podrán votar por la tarjeta de la Unidad. La determinación del CNE obedece a “decisiones acordadas por juzgados de esos estados, relacionadas con juicios que se vienen adelantando desde el año pasado”, pero todos sabemos que no es así.

La decisión del CNE de limitar la tarjeta de la MUD a sólo 16 estados es otra trampa de Tibisay Lucena y las reptoras oficialistas. Al eliminar la tarjeta de la MUD, el CNE limita las posibilidades de los candidatos de la oposición en esos estados. La decisión del CNE es una manera de ayudar a los candidatos Arias Cárdenas (Zulia); y a los herederos de Tareck El Aissami (Aragua); Diosdado Cabello (Monagas) y Francisco Ameliach (Carabobo).

 

5.- El CNE no ha hecho nada por resolver situación de diputados de Amazonas

Hay 4 diputados de la Asamblea Nacional que fueron electos en Amazonas desde el mes de diciembre de 2015 y que luego fueron desproclamados por el Tribunal Supremo de Justicia de manera ilegal para despojar a la MUD de la mayoría absoluta en la AN. Las reptoras del CNE no han hecho nada por resolver esa situación. Todo lo contrario, han sido cómplices del TSJ para mantener  el supuesto “desacato” en el que se encuentra la Asamblea Nacional.

Me parece increíble que se acepte ir a elecciones regionales sin antes resolver el caso de los diputados de Amazonas. El CNE no ha convocado (ni va a convocar) comicios en Amazonas porque si lo hace la oposición ganaría las 4 curules y obtendría nuevamente la mayoría absoluta que necesita para desmontar todo el andamiaje jurídico que le da soporte a la dictadura.

6.- Las elecciones regionales ya no las convoca el CNE, sino la ilegítima y fraudulenta ANC.

El CNE había anunciado que las elecciones regionales serían en diciembre de 2017. Pero la Constituyente Cubana presidida por Delcy Rodríguez, institución que los venezolanos demócratas no reconocemos ni avalamos, decidió que los comicios fueran adelantados para octubre.

Si la MUD y los partidos que la integran acuden a las elecciones regionales de octubre, estarán legitimando a la ANC, porque ya no es el CNE quien ha fijado la fecha de las elecciones,  sino la Constituyente Cubana, la cual surgió de un proceso ilegal, ilegítimo y violatorio de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Participar en las elecciones regionales es, por lo tanto, legitimar la ANC y avalar las decisiones violatorias de la Constitución que esa Constituyente Cubana seguirá adoptando en los próximos meses.

7.- ¿Ir a elecciones para que el TSJ siga metiendo presos a gobernadores y alcaldes?

Podremos ganar 23 gobernaciones, pero eso no impedirá que el TSJ siga haciendo lo que le da la gana. Los magistrados que trabajan para Maduro no han respetado la voluntad de los venezolanos expresada en las urnas. Prueba de ello es que desproclamaron a 4 diputados electos en diciembre de 2015 y han destituido y/o llevado a la cárcel a 21 alcaldes. Maduro también ha inhabilitado a 2 gobernadores opositores.

Pero eso no es todo: algo me dice que no habrá primarias para escoger a los candidatos de la MUD. Lo más seguro es que los abanderados se elijan a dedo. Los partidos se repartirán los estados y eso no es democracia.

 

8.- ¿Dejar de votar en las regionales es entregar los espacios?

En diciembre de 2015  fui parte de los 7 millones de venezolanos que salimos a votar para escoger una nueva Asamblea Nacional. Nuestra intención era impedir que el régimen de Maduro siguiera ocupando espacios y avanzando en la construcción de un estado comunal. Elegimos a 112 diputados y les dimos la responsabilidad de hacer todo cuanto pudieran para sacar a Nicolás Maduro del poder.

Pero los diputados no cumplieron la tarea. Se emborracharon de poder y se creyeron el cuento de que eran los nuevos líderes super poderosos de Venezuela. Perdieron un año completo sin nombrar a los nuevos magistrados del TSJ y a los nuevos rectores del CNE. Peor que eso: recibieron a Maduro en el hemiciclo. 18 meses después, el espacio propiedad de la AN ahora es ocupado por la ANC cubana ilegalmente electa.

Si 112 diputados no pudieron desmontar la dictadura de Maduro no veo cómo 23 gobernadores lo puedan hacer. La AN era un espacio opositor. Pero gracias a las malas estrategias, ese espacio también se perdió.

9.- El problema de Venezuela no son las gobernaciones.

Estoy convencido de que los problemas de este país no se resuelven con 23 gobernadores de estado. Tampoco se resuelven con 335 alcaldes. El principal problema de Venezuela tiene nombre y apellido: Nicolás Maduro Moros. Maduro es el causante de esta tragedia. Cualquier solución a la crisis política, económica, social y humanitaria que vive Venezuela pasa, necesariamente, por la salida de Maduro. Todo lo demás es accesorio.

La Constituyente Cubana fue diseñada para garantizar la permanencia de Maduro en el poder. Todos nuestros esfuerzos deben concentrarse, por tanto, en dos estrategias muy claras: 1) desconocer la ANC y 2) sacar a Maduro de Miraflores.

10.- ¿125 venezolanos asesinados a cambio de unas gobernaciones?

 

Hasta el día de hoy, de acuerdo con cifras del Ministerio Público, unas 125 personas perdieron la vida en  Venezuela durante las protestas que se iniciaron el 19 de abril de 2017 contra el régimen de Nicolás Maduro.

No creo que todas esas vidas se hayan entregado para que las fuerzas democráticas opositoras se conformen con unas gobernaciones de estado. De hecho, creo que es una falta de respeto y una desconsideración total hacia las familias de las víctimas el que la lucha se haya enfriado por unas gobernaciones que al final sólo se convertirán en migajas para satisfacer las ambiciones de poder de unos pocos.

Aceptar unas elecciones regionales en tales condiciones es traicionar a los millones de venezolanos que hemos salido a las calles y que votamos el 16 de julio de 2017 por una clara hoja de ruta para salir de Maduro. Si la dirigencia de la MUD no es capaz de cumplir nuestro mandato, entonces que se haga a un lado y no estorbe. No participaremos en las elecciones regionales. El camino es desconocer la Constituyente Cubana y desconocer a Maduro como Presidente.

 

15 de agosto de 2017

 

 

Twitter: @gustavoazocara

Email: cafeconazocar@gmail.com

Instagram: @gustavoazocaralcala

Facebook.com/GustavoAzocarAlcala

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *