Freider Gandica: Venezuela, la independencia en tiempos de cólera

Hace un par de años leí “El amor en los tiempos del cólera”, del gran escritor colombiano Gabriel García Márquez. La obra literaria es sin duda alguna para mí una de las mejores que he leído, por ello me atreví a parafrasear el título y preguntarme: ¿existe la independencia en nuestro país?

El 5 de julio se celebró un año más desde que aquella junta patriótica que nos liberó del yugo español, firmó la independencia de una nación libre y próspera. El acta que redactó Juan Germán Roscio y Francisco Isnardi, en donde es declarada solemnemente la independencia absoluta de Venezuela, hoy se ve pisoteada por los comunistas que están en Miraflores.

207 años después de haber firmado el acta independentista, los patriotas representantes de las provincias que apoyaron dicho decreto del primer congreso Nacional de Venezuela, jamás se habrían imaginado un futuro tan vil y gris. Incluso ninguno de nosotros lo llegó a imaginar, solo el ex-presidente Carlos Andrés Pérez acertó sus premoniciones y vio el lado oscuro que escondía el difunto Hugo Chávez.

Sin duda alguna vivimos un cólera gubernamental que arrasa con la vida de cientos de miles de venezolanos a diario. También hay que resaltar que la ciudadanía perdió los valores que nos hacían una sociedad decente. En parte, la culpa no la tiene el pueblo, que hace hasta lo imposible por subsistir, sino quienes desde lo más alto de la cúpula, lo único que les interesa es seguir manipulando al más necesitado para mantenerse en el poder, cueste lo que cueste, así sean vidas inocentes.

Si hay algo que no somos, es ser independientes. Me pregunto en qué momento se nos impuso la política represiva de los Castro. ¿En qué momento nos volvimos una colonia de Cuba, Rusia y China? ¿Dónde quedó nuestra soberanía? ¿Se nos olvidó el legado libertario de hace 200 años?

Cada día los problemas son más agudos y no sé si el pueblo a este punto se acostumbró a lidiar con ellos. Los comunistas del régimen de Nicolás celebraron la independencia. Me pregunto nuevamente: ¿cuál independencia? ¿La independencia de que los niños mueran en los hospitales por falta de vacunas? ¿La independencia que hoy obliga a que miles de venezolanos huyan de su patria? ¿La independencia de que por más de 10 días el gremio de salud esté en paro indefinido? ¿La independencia de que nuestro país colapsó?

Lo que realmente el régimen celebra es ver cómo los más pobres dependen de sus miserables bonos y cajas de comida. Celebran tener al pueblo humillado, sin sentido de pertenencia, bajo un legado maléfico llamado socialismo del siglo XXI. El régimen celebra la independencia en tiempos de cólera.

Hace exactamente un año nos encontrábamos en las calles del país en una extensa batalla contra el mal, sí corrían vientos de cambios y la ciudadanía estaba convencida de que íbamos a lograr esa libertad que tanto anhelamos. Nos dejamos engañar por seudolíderes que ahora huyen y no tienen propuestas más que seguir negociando con quienes deben pagar ante la justicia. Hoy no nos queda de otra que luchar con gallardía para firmar por segunda vez la independencia de la República de Venezuela. Estamos del lado correcto de la historia, no permitamos que el cólera gubernamental de Miraflores acabe con nuestra nación.

Sólo Dios sabe cuánto te quiero, Venezuela.

Estudiante de ingeniería de gas, dirigente juvenil nacional del partido político Voluntad Popular y columnista en periódicos venezolanos.

Siga a Freider Gandica en Twitter: @FreiderGandica