Francisco Santos: Venezuela es una bomba de tiempo lista para estallar

(CNN Español) – Una bomba de tiempo lista para estallar: así definió la situación en Venezuela el embajador de Colombia en EE.UU., Francisco Santos, este martes durante su primera intervención pública en el cargo. El también exvicepresidente no solo tildó de “narcodictador” al mandatario venezolano Nicolás Maduro, sino que dejó sobre la mesa la posibilidad de una intervención militar en el país, asegurando que todas las opciones deben ser consideradas.

“Se han oído voces sobre operaciones militares unilaterales. Creemos que debe darse una respuesta colectiva a la crisis (en Venezuela), pero también creemos, déjenme ser muy claro, que todas las opciones deben considerarse. Y que el régimen de Maduro deber ser presionado política, económica y estratégicamente en todos los niveles”, aseguró Santos durante un evento sobre la situación en Venezuela del Centro de Estudios Estratégicos Internacionales (CSIS) en Washington

En ese sentido, el embajador agregó que es muy tarde y “muy inocente” pensar que la solución ocurrirá sin un cambio de régimen. Según Santos, el impacto público de la crisis amenaza “con desestabilizar toda América, empezando por Colombia, en muchos niveles”. Y aseveró que Venezuela se ha convertido en un refugio seguro para el narcotráfico, pues de acuerdo a lo que dijo gran parte de la droga que llega a Estados Unidos, Europa y Áfricacuenta con una escala en dicho país. “Un narcoestado que tenemos cerca”, sostuvo.

Santos explicó que está en Washington para “reiterar” el mensaje del nuevo gobierno del presidente de Colombia Iván Duque: “Colombia no seguirá haciéndose la de la vista gorda ante esta creciente catástrofe y no seremos pasivos”. Este lunes, Francisco Santos presentó sus credenciales al presidente de Estados Unidos Donald Trump, con lo que se hizo oficial su nombramiento en la embajada. Y desde ese momento aseguró que uno de sus desafíos en el cargo es la situación de Venezuela.

Tras las polémicas declaraciones de Santos, el mandatario Iván Duque aclaró que ha mantenido una línea que “no es belicista”.  De ahí que haya insistido en la necesidad de medidas diplomáticas para enfrentar la crisis del vecino país. “Buscar todos los mecanismos internacionales, multilaterales para arrinconar a esa dictadura y que el pueblo venezolano recupere su libertad”, sostuvo.

Aunque no se refirió específicamente a las palabras de Santos, el presidente Maduro señaló este martes que supuestamente el gobierno de Colombia está creando falsos positivos para justificar una intervención militar en Venezuela. “Están comprometidos en una campaña de escalada y agresión contra Venezuela, pero no cuentan con el apoyo de la opinión pública y las fuerzas armadas de Colombia (…) son enemigos de la paz regional y de Venezuela, debemos asumirlo de manera clara y serena”, señaló el mandatario.

¿Un eco a las declaraciones de Almagro?

El pronunciamiento del embajador colombiano parece un eco de las declaraciones hechas el pasado 15 de septiembre por el secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien aseguró en la ciudad colombiana de Cúcuta que “en cuanto a intervención militar para derrocar al régimen de Nicolás Maduro: creo que no debemos descartar ninguna opción”.

Sin embargo, al otro día, Almagro aclaró que en ese momento se refirió al hecho de que se deben agotar todos los caminos para lograr la solución sin descartar ninguna opción, no que estuviera abogando por una intervención militar. “Dije muy claramente que siempre debemos agotar el camino de las acciones diplomáticas y que debemos dejar todas las opciones abiertas (…) De ahí, algunas interpretaciones maniqueístas buscaron cambiar el eje de la discusión”, señaló.

Francisco Santos, en las declaraciones que dio este martes, aseguró que Colombia comparte la convicción de Almagro, reiterada en la pasada reunión del Grupo Lima, de que el objetivo común, “nuestra prioridad” es restaurar la democracia real en Venezuela. “Al señor Maduro no le gusta la democracia, no quiere que haya democracia. Él utiliza la palabra solo para imponer su régimen dictatorial”, apuntó Santos.

Cabe recordar que frente a la reciente declaración del Grupo Limade rechazar cualquier acción o declaración que implique una intervención militar a Venezuela, Colombia no firmó el acuerdo. Según publicó la Cancillería de este país el pasado domingo, no hubo “coincidencia total en los términos de la declaración”, aunque aclaró que seguirá acudiendo a “todos los medios diplomáticos y políticos tendientes a crear condiciones para que el pueblo de Venezuela pueda elegir”. También aclaró que rechaza la violencia en todas sus formas.