Estudiantes de la ULA Táchira podrían quedarse sin comedor

Este martes, representantes de Comiman, empresa que se encargar de proveer el servicio de comedor en la ULA Táchira, manifestó a las autoridades de la universidad, que si no reajustan el precio de la bandeja de comida, tendrán que suspender el servicio.

Al respecto, Omar Pérez Díaz, coordinador académico de la universidad explicó que Comiman recibe por el pago de la bandeja la cantidad de 1.800 bolívares. “El señor Jesús Canal, presidente de esta empresa, nos informó que está trabajando a pérdida; primero, por los aumentos salariales que se dieron por decreto presidencial  a todo el personal y de igual forma, los insumos se encarecen diariamente. De tal forma, hay productos que hasta el 1000 por ciento se han incrementado. Canal hizo referencia que un refresco vale 2.000 bolívares y está sirviendo una bandeja completa con sopa, seco y respectivo jugo por 1800 bolívares”.

Pérez Díaz recordó que el precio de la bandeja lo establece la OPSU y que Comiman ha solicitado el incremento de la misma a servicios generales de esa institución y está a la espera de una solución porque considera que no pueden seguir prestando un servicio de calidad. Ante ello, Canal ha informado a las autoridades del núcleo universitario que prefiere cesar operaciones para no desmejorar ese servicio que, según reiteró, es considerado uno de los mejores comedores estudiantiles de Venezuela.

Sobre el acceso al comedor, el profesor dijo: “El comedor, aproximadamente hace dos años y medio se democratizó, en el sentido que cualquier estudiante puede hacer uso del comedor; anteriormente, se hacían estudios socio-económicos y se quedaba mucha gente marginada. Una de las providencias estudiantiles que mayor impacto efectivo ha tenido en la comunidad universitaria es el servicio de comedor.

Con información de El Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *