Diputados piden a gobiernos vecinos flexibilizar requisitos de permanencia y residencia para venezolanos

Una delegación de la Asamblea Nacional de Venezuela se reunió en la zona fronteriza con Colombia junto a otros congresistas de la región, en aras de buscar apoyo frente al gobierno de Nicolás Maduro. El resultado fue una declaración de principios.

En un acto público oficial, vestidos de blanco, los congresistas leyeron los puntos de la declaración emitida en el marco del “Encuentro de Congresos de América Latina por Venezuela”.

Los presidentes de las cámaras colombianas, Rodrigo Lara y Efraín Cepeda, se juntaron con su homólogo de la Asamblea Nacional de Venezuela, Omar Barboza, para protagonizar en primera fila la conclusión de esta jornada que había empezado con una reunión multilateral de congresistas.

Además de Venezuela y Colombia, estuvieron presentes congresistas de Ecuador, Perú, Argentina, Guatemala y Uruguay, quienes firmaron la declaración final que llama a la implementación de medidas fuertes en contra del gobierno de Nicolás Maduro. El documento se desarrolla en ocho puntos de enunciación, que resumen sus posturas acerca de la crisis en el país caribeño, y cuatro compromisos de acciones que emprenderán como legisladores.

Esta ofensiva de la oposición venezolana se produce luego de casi dos semanas de la controvertida reelección del presidente Maduro, una votación fuertemente criticada adentro y afuera del país. En este contexto, los actores de la jornada demostraron una voluntad de endurecer las presiones sobre el chavismo sirviéndose de mecanismos internacionales.

Ofensiva con respaldo internacional de la oposición venezolana

Buena parte de los integrantes de la Asamblea Nacional de Venezuela (AN) se encontraba este sábado 1 de junio sobre el puente Simón Bolívar que conecta la ciudad colombiana de Cúcuta con San Antonio del Táchira en Venezuela. Estos diputados fueron electos en diciembre de 2015 en unas elecciones que vieron el triunfo de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) frente al oficialismo.

No obstante, a pesar de los 112 escaños obtenidos sobre los 167 con que cuenta la asamblea, los congresistas de la MUD no pudieron ejercer realmente su oposición desde que iniciaron el mandato. En marzo de 2017, el Tribunal Supremo de Justicia sentenció a favor de la sustitución de los poderes de la AN que fueron transferidos en parte al presidente, lo cual provocó violentas protestas en el país. El 30 de julio del mismo año, la Asamblea Nacional Constituyente, cuya elección se hizo sin la participación de la oposición, se posesiona de hecho como principal órgano legislativo del país.

Ante este escenario de crisis de poderes, los diputados opositores buscaron demostrar desde Cúcuta que todavía cuentan con un cierto respaldo regional y que su alcance en términos de acciones no es nulo.

“Conceder refugio de forma automática” a los opositores

En su introducción, la declaración de los congresistas en Cúcuta se refiere a “la falta de independencia del poder judicial” en Venezuela y constata que “el gobierno de Nicolás Maduro ha instalado un régimen de represión y de violencia sistemática de los derechos humanos”, lo cual generó la actual crisis humanitaria.

El texto propone recurrir a Naciones Unidas para responder a esta crisis y se plantea como el defensor de los aproximadamente cuatro millones de venezolanos que se exiliaron de su país. Propone “flexibilizar los requisitos de permanencia y residencia” así como “la expedición rápida de salvoconductos para el tránsito interamericano de la población migrante”.

Los congresistas se refirieron también a la protección de los actores elegidos por voto popular, a los cuales proponen “conceder refugio de forma automática” si lo solicitan, de la misma manera que a los integrantes del poder judicial.

Por otra parte, el documento llama a “adoptar la legislación necesaria para incautar y congelar los capitales controlados por altos funcionarios del Gobierno venezolano en los países de la región, de las empresas controladas por éstos y los fondos y demás patrimonio personal y de sus testaferros”.

En pleno contexto de intento de “pacificación” del ejecutivo venezolano, que liberó a varios presos en el país, la oposición vencedora en las urnas hace tres años procuró este sábado consolidar su respaldo internacional e impulsar nuevos mecanismos para salir de la crisis política.

El chavismo le dejó poco margen de acción a su oposición, pero estos parlamentarios parecen querer aprovechar la reducción consecuente de los socios regionales de Nicolás Maduro con el fin de seguir existiendo en los próximos escenarios.