Denuncian falla de mantenimiento en accidente de Cubana de Aviación

Un expiloto de la firma mexicana Damojh (Global Air), propietaria del Boeing rentado por Cubana de Aviación que se estrelló en La Habana, denuncio el sábado presuntas anomalías como mantenimiento deficiente, prohibición de volar en Chile y vuelos nocturnos sin radar en Venezuela, según el diario Milenio. AFP

El Boeing 737-200 se estrelló al mediodía del viernes cuando acababa de despegar desde el aeropuerto internacional de la capital cubana hacia Holguín (este), con 110 personas a bordo.

Marco Aurelio Hernández aseguró al diario que entre 2005 y 2013 trabajó para Global Air. El expiloto, que manejó tres aviones Boeing de la empresa incluido el siniestrado el viernes, dijo que presentó una denuncia por las anomalías que detectó cuando trabajaba ahí.

“Una demanda por falta de mantenimiento de los aviones, hay personas muy capacitadas como mecánicos, pero les faltan refacciones, les faltan cuidados”, declaró.

Hernández indicó que trabajó con José Luis Núñez, piloto del avión accidentado, al que describió como un “compañero muy capaz, muy preparado”.

El Boeing que se estrelló fue fabricado en 1979 y en noviembre pasado se sometió a una verificación de seguridad que cumplió con las normas, según la secretaría de Comunicaciones y Transportes mexicana.

Pero la Aeraonáutica Civil, un órgano de Comunicaciones, informó este sábado que Global Air será sometida a una “nueva auditoría operativa” en el marco de una verificación extraordinaria.

Se buscará “verificar que las condiciones actuales de operación sigan cumpliendo con la normatividad, así como recopilar información para coadyuvar con la investigación del lamentable accidente”, señaló en un comunicado.

Informó además que ya arribó a La Habana una delegación mexicana de expertos para colaborar con Cuba.

Una vocera de Global Air que pidió no ser identificada dijo a la AFP que Hernández en efecto trabajó para la firma pero rechazó hablar sobre esta denuncia.

“Nos reservamos comentarios, lo que diga el señor Hernández es sólo responsabilidad suya”, explicó.

Hernández sostuvo que alguna vez se les habría prohibido volar en Chile debido a deficiencias de una aeronave y que le dijeron: “Te regresas porque esta basura no va a volar en Chile”.

“Levanté un acta por falta de mantenimiento y porque el avión ya había rendido lo que había rendido en el fuselaje”, añadió al señalar que en 2013 realizó la denuncia ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de México.

En contraste, Ana Marlene Covarrubias, de 44 años y quien fue sobrecargo en Global Air siete años, declaró a la prensa que nunca detectó mayores incidentes en los vuelos.

“Nunca he tenido un percance y menos en Global”, dijo.

Global Air operaba la aeronave a través de un “arrendamiento húmedo” con Cubana de Aviación, un contrato en el que la aeronave es rentada con tripulación.

Los dos pilotos, las tres sobrecargos y el técnico de mantenimiento del avión siniestrado eran mexicanos.

AFP