Crisis humanitaria en Venezuela: 9 de cada 10 farmacias no tienen suficientes medicinas

La caótica situación de la salud por la que atraviesa Venezuela no deja de sorprender. Según un nuevo informe de la ONG Convite, especializada en temas de ayuda en sanidad, es necesaria la apertura urgente de un canal de ayuda humanitaria en el país. En su trabajo puso como ejemplo la escasez de insumos esenciales: una bolsa para transfusiones de sangre puede costar hasta 300 dólares.

CLARIN/ARGENTINA

“Es urgente la apertura de ayuda externa”, expresó la coordinadora de investigación de la ONG, Francelia Ruiz, quien denunció que se ha establecido un mercado negro en el ámbito de la salud. La activista intervino durante la presentación del más reciente monitoreo sobre la situación de la salud en Venezuela junto a organismos de asistencia como la ONG Prepara Familia y otros grupos defensores de los pacientes.

De acuerdo con el sondeo, de cada diez farmacias nueve presentan falta de medicinas para tratar enfermedades como hipertensión, diabetes, infecciones respiratorias y diarrea.La investigación determinó que hay zonas del país donde la peor escasez de fármacos se da en los medicamentos contra infecciones respiratorias agudas (con niveles cercanos al 94%), mientras que en los antidiarreicos la falta de drogas superó el 95%.

CRC03. CARACAS (VENEZUELA), 15/06/2018.- Fotografía cedida por la oficina de prensa de Miraflores, del presidente Venezolano, Nicolás Maduro, durante una reunión de la comisión presidencial de asesoría económica hoy, viernes 15 de junio de 2018, en Caracas (Venezuela). Maduro dijo hoy que el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, prepara "un conjunto de incidentes y provocaciones de carácter militar" para generar un conflicto armado entre los dos países y pidió ayuda a las Fuerzas Armadas colombianas y venezolanas. EFE/MIRAFLORES/SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS

Mensaje. El presidente venezolano, Nicolás Maduro, durante una reunión de la comisión presidencial de asesoría económica en Miraflores (EFE).

El director de Convite, Luis Francisco Cabeza, informó que el desabastecimiento de los medicamentos en el país, tanto en las farmacias como en los hospitales, se ha incrementado durante los últimos meses un 80%.

El gobierno ha puesto en marcha una línea telefónica 0-800 SALUD así como un sistema de adjudicación mediante “cartas de asistencia social” como el llamado “carnet de la patria”. Pero “eso basta para solucionar el drama que viven los pacientes, ya que el problema no radica en la distribución de los medicamentos sino en que existe un alto porcentaje de escasez” Cabeza señaló que “la gente en Venezuela tiene miedo de enfermarse porque no cuentan con los recursos necesarios para cubrir con dichos tratamientos”.

Según economistas y líderes de la oposición, la industria farmacéutica no fabrica la cantidad necesaria de medicamentos, lo que ha obligado a sus empresarios a importar, generando así un alto costo en las medicinas por la carencia de dólares que padece el país. Cabeza reclamó a las autoridades chavistas que el gobierno debe dialogar con las cámaras farmacéuticas y cancelar las numerosas deudas que tiene el Estado con el sector como un modo de garantizar la producción. “Aunque es un tema que pueda demorar, creo que es la única manera de reactivar la industria”, concluyó