Corte Internacional de Justicia: Chile no está obligada a dar salida al mar a Bolivia

La Corte Internacional de Justicia de La Haya desestimó los argumentos presentados por Bolivia y determinó que Chile no tiene la obligación de negociar una salida soberana al Pacífico con el país altiplánico.

Los jueces votaron a favor de la postura chilena por 12 votos contra tres. 

En un documento leído por el presidente de la instancia, Abdulqawi Ahmed Yusuf, el tribunal estableció que la naturaleza de los intercambios diplomáticos no obliga al Estado chileno a negociar un acceso soberano al mar con Bolivia.

Por ejemplo, sobre el acuerdo de Charaña de 1975, sostenido entre Augusto Pinochet y Hugo Banzer, el tribunal estableció que no es un acuerdo y que “la redacción indica más bien que tiene la naturaleza de un documento político que expresa la cordialidad y solidaridad entre ambos estados”. “La redacción de esta declaración no confirma la obligación de negociar la salida de Bolivia al océano Pacífico”, agregó.

De la misma manera, los jueces consideraron que ninguno de los actos unilaterales de Chile generó su obligación de negociar una salida soberana de Bolivia al mar. “La corte nota que las declaraciones de Chile se manifiestan no en términos de la adquisición de obligación jurídica, sino de voluntad de entablar negociones para el acceso de Bolivia al pacífico”.

“En las acciones y manifestaciones no hay prueba de intención de Chile de asumir una obligación de negociar”, agregó.

Sobre el documento de los 13 puntos, firmado en 2006, los magistrados consideraron que, si bien se menciona la “cuestión marítima”, esto “no puede dar lugar a una obligación de negociar y aún menos en el aspecto específico del acceso soberano de Bolivia al Pacífico”.

De la misma manera, los jueces consideraron que ninguno de los actos unilaterales de Chile generó su obligación de negociar una salida soberana de Bolivia al mar. “La corte nota que las declaraciones de Chile se manifiestan no en términos de la adquisición de obligación jurídica, sino de voluntad de entablar negociones para el acceso de Bolivia al pacífico”.

“En las acciones y manifestaciones no hay prueba de intención de Chile de asumir una obligación de negociar”, agregó.

La Haya, además, aseguró que la expectativa legítima de Bolivia “tampoco se puede sostener”, así como descartó que documentos de la ONU y la OEA obligaran a Chile a negociar.

Por último, los juristas  decidieron que la suma de los hechos históricos tampoco obliga a Chile a negociar. “Chile tiene una dilatada historia de diálogo e intercambios para buscar una solución apropiada a la mediterraneidad de Bolivia, la Corte, no obstante, no puede concluir que Chile tiene la obligación de negociar con Bolivia con el fin de conceder un acceso soberano al mar”.