Consejo de Seguridad de la ONU analiza hoy crisis venezolana bajo la “fórmula Arria” (Video)

Al parecer, el Consejo de Seguridad de  Naciones Unidas, podría considerar el caso de Venezuela el lunes próximo, en el contexto de la Fórmula Arria.

Este es un procedimiento de consultas  que permite a los miembros del Consejo cambiar impresiones, de manera oficiosa y confidencial, entre representantes de gobiernos,  organismos internacionales y participantes no gubernamentales, sobre cuestiones que estén  en el ámbito de su responsabilidad,  la cual es, primordialmente, mantener la paz y la seguridad internacionales. El  miembro que convoca la consulta también la preside, que sería en este caso Estados Unidos.

El objeto de la Fórmula Arria es familiarizar a los participantes con el tema desde diversos ángulos y visualizar, en la medida de lo posible, lo que podría acontecer en el Consejo de manera pública y oficial, aunque lo expresado en las consultas no constituya  compromiso alguno.

En su intervención de ayer, en la Asamblea General de la ONU, el representante del régimen, aseveró que: “Estados Unidos pretende utilizar el Consejo de Seguridad para intervenir en los asuntos internos de Venezuela, utilizando todo tipo de patrañas y manipulaciones, todo tipo de eventos paralelos e informales”.

Tales palabras envuelven un cierto irrespeto para con los  demás miembros del Consejo de Seguridad (incluso quienes se aprovechan del régimen y tienen poder de veto), que serían susceptibles de ser engañados y  manipulados por uno de los miembros para asuntos que son de su interés particular; también refleja una actitud peyorativa, por decir lo menos, para con la  Organización, cuyo andamiaje se utilizaría para distorsionar sus  propios fines.  Sin embargo, en vista de la experiencia del régimen en la materia, habría que darle  crédito cuando afirma que se recurre a eventos paralelos e informales; excepto que la Fórmula Arria no es  paralela, porque no trata de sustituir las funciones del Consejo sino de facilitarlas, ni tampoco compulsiva,  como los mecanismos paralelos que establece el chavismo para circunvalar  instancias formales de indudable legitimidad, pero que el régimen no  controla, las cuales quiere investir  de avasallante fuerza obligatoria.

Ojalá y fuera cierto, lo afirmado a renglón seguido por el otrora timonel de PDVSA: “Nosotros resolveremos nuestros propios asuntos en paz y exigimos respeto a nuestra soberanía e independencia”. Pero cómo  explicar entonces el tutelaje cubano, su  penetración en sectores claves para nuestra soberanía, la pignoración de nuestros recursos naturales y el endeudamiento externo para fines espurios, cuyas términos y  proporciones condicionan la autonomía de la patria, al borde del colapso financiero.

Por si fuera poco, el flamante embajador del régimen se mete en  terreno resbaladizo al decir que: “cuando los EEUU no logra el apoyo del Consejo de Seguridad, actúa unilateralmente”. Pero eso es lo que se podría precipitar, cuando existe el empeño en bloquear decisiones de organismos hemisféricos y mundiales, cuyas reglas han sido creadas con la participación o  aceptación de toda su membresía.

Cualquier régimen al situarse en extramuros, hacer aspavientos políticos con una democracia castrada y electorera, que no le importa la voluntad de los votantes, pues tiene de antemano el triunfo asegurado, debe ser consciente de los riesgos que corre y de las penurias que por su culpa sufre la población, aunque a la cúpula  le importe poco, pues siempre gozan de facilidades especiales que le permite permanecer inmune.

Tomado de analitica.com

 

Vea el video de Diego Arria explicando lo que ocurrirá este lunes 13 de noviembre de 2017:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *