Colombia inició censo de venezolanos que viven ilegalmente en ese país

¿Cómo se lleva la cuenta de los que temen ser contados?

Colombia comenzó el viernes un censo nacional de venezolanos que viven aquí ilegalmente, y prometió que no utilizará la información para castigarlos o deportarlos, publica El Nuevo Herald.

POR JIM WYSS
jwyss@miamiherald.com

Frente a la afluencia de cientos de miles de venezolanos que huyen del colapso económico de su país y la violencia desenfrenada bajo el presidente Nicolás Maduro, los funcionarios de inmigración colombianos dijeron que entre 600,000 y 800,000 venezolanos pueden haberse mudado aquí en los últimos años. Pero nadie realmente lo sabe con certeza.

“Lo que sí sabemos es que unos 40,000 [venezolanos] entran y salen del país diariamente”, dijo Felipe Muñoz, quien supervisa el censo del gobierno. “Pero muchos de ellos ingresan al país de manera irregular, por lo que inmigración no tiene registros sobre ellos”.

Colombia y Venezuela comparten una frontera porosa de 1,380 millas que está conectada con docenas, tal vez cientos, de puntos de cruce ilegales. Y como los pasaportes en Venezuela se han vuelto difíciles de obtener, muchos venezolanos se ven obligados a usar esos senderos ilícitos mientras buscan refugio en Colombia u otras partes de América Latina.

Colombia ha otorgado residencia temporal a más de 155,000 venezolanos, pero también está intensificando los esfuerzos de deportación de los que ingresaron ilegalmente.

No es solo un problema colombiano. Chile, Perú, Argentina, Ecuador y Brasil también han visto un número récord de arribos desde Venezuela. Más de un millón de personas han emigrado desde el otrora rico país sudamericano en los últimos años.

Cuando se le preguntó cómo alentaría a salir de las sombras a las personas que pueden enfrentan una expulsión, Muñoz dijo que el decreto presidencial que ordena el censo prohíbe explícitamente que la información sea entregada a inmigración.

Y aunque las Naciones Unidas, las agencias de ayuda en Colombia y una serie de otros colaboradores están participando en el plan, Migración está deliberadamente excluido, dijo.

Muñoz dijo que los venezolanos también necesitan ver el historial de Colombia: solo este año, el país ha brindado servicios médicos de emergencia a más de 18,000 venezolanos, está ofreciendo educación gratuita a más de 30,000 niños venezolanos y ha vacunado a más de 116,000, todo eso sin preguntarles sobre su estado legal.

“El gobierno colombiano ha sido muy generoso con los venezolanos”, dijo.

El censo es una reminiscencia del programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia de Estados Unidos, o DACA, que registró a unos 800,000 inmigrantes indocumentados que arribaron a Estados Unidos cuando eran niños. Cuando se inscribieron para el programa bajo la administración de Obama, quedaron exentos de la deportación. Desde entonces, el presidente Donald Trump ha dicho que eliminará gradualmente el programa, que actualmente protege a unas 690,000 personas.

Colombia enfatiza que aquellos que se registren no tienen garantizada una protección especial de inmigración.

Siga leyendo en El Nuevo Herald