Cascos blancos de Argentina atenderán a venezolanos en la frontera con Colombia

El ministro de Relaciones Exteriores y Culto, Jorge Faurie, despidió este viernes al segundo contingente de médicos y especialistas en atención primaria de salud que, bajo la coordinación de la Comisión de Cascos Blancos, partirán a la ciudad colombiana de Cúcuta, en la frontera con Venezuela, a fin de dar respuestas a la crisis humanitaria surgida en esa zona.

“Lo que hace Cascos Blancos en la frontera tiene un doble sentido. El primario es poder ayudar a todos los venezolanos que tienen menos recursos, menor disponibilidad para moverse, aquellos que están sufriendo este exilio y que han quedado del otro lado de la frontera. Y, al mismo tiempo, esto ha generado un impacto enorme desde el punto de vista social, educativo y de salud en la zona, que lleva a que Colombia –país con el cual mantenemos un excelente nivel de relacionamiento– en este momento entienda que nosotros podemos darle una ayuda”, afirmó Faurie.

El Canciller argentino aseguró además que “este es un momento donde tenemos constantes iniciativas en la región, particularmente de aquellos que nos vemos nucleados en el Grupo de Lima. Debemos seguir trabajando para hacer frente a esta emergencia humanitaria, social, médica, de salud y alimentaria que se ha generado dentro de Venezuela y que se transmite a todos los países de la región”.

Por su parte, el coordinador operativo de Cascos Blancos de la Cancillería, Martín Torres, subrayó que “este operativo tiene una gran importancia para Colombia”, a la vez que destacó que “los médicos que están y que seguirán llegando a Cúcuta atienden madres gestantes y niños de hasta 17 años”.

“La realidad es muy dinámica. La idea y el propósito es colaborar con el sistema. Se están atendiendo cerca de 100 personas por día a la vez que se hacen derivaciones hacia distintos hospitales de referencia. El secreto de esto es ser flexibles a la hora de entender lo que está pasando en el lugar. Hay agencias internacionales con las que estamos compartiendo el lugar y la atención: principalmente, la Cruz Roja y la ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados). Estamos actuando allí como socios en el terreno”, detalló Torres durante la reunión de coordinación, antes de la partida a Colombia.

Por su parte, el embajador argentino en aquel país, Marcelo Stubrin, puso en contexto la situación que vive la ciudad de Cúcuta actualmente: “Nosotros vamos a ayudar en una situación excepcional que tiene Colombia a partir de una explosión fronteriza migratoria. Allí están todas las agencias de las Naciones Unidas, hay solidaridad y cooperación. Esta iniciativa es muy concreta, es muy eficiente, y tiene un impacto espectacular en los servicios prestados a quienes más lo necesitan entre los que llegan a esa zona. Una oferta de servicios de salud de esta calidad y cantidad, y ubicada en ese lugar, hasta ahora no había”.

De la reunión participó la representante regional del ACNUR, Kylie Alcoba Wright, además de los directivos de las empresas de medicina privada que participan mancomunadamente en la iniciativa.

Sobre la Comisión de los Cascos Blancos

El primer contingente de voluntarios médicos y especialistas había partido hacia Colombia el pasado 23 de junio. La ayuda médica de la Argentina se motoriza a través de las Unidades de Respuesta Sanitaria (URSA), conformadas por equipos de salud de expertos voluntarios argentinos, quienes atienden en un campamento ubicado en Cúcuta, Departamento Norte de Santander, en la base del Puente Internacional Simón Bolívar, a fin de dar respuestas a la reciente crisis humanitaria surgida en ese límite fronterizo.

La atención abarca medicina general, y especialidades tales como pediatría, ginecología, cardiología, psicología, además de servicios complementarios como laboratorios, imágenes diagnósticas, ultrasonografía y suministro de medicamentos. La URSA atiende a mujeres gestantes y lactantes, y a niños/as menores a 17 años, y evaluará extender la atención a otras patologías como HIV, hipertensos, diabéticos, y demás enfermedades crónicas.

Dichos equipos trabajan con perspectiva de género y provisto de medicamentos e insumos donados por los socios de Cascos Blancos del sector privado. El Equipo URSA está integrado, entre otros, por: B´Nai B´rith Internacional; OSDE –primera red de servicios médicos asistenciales de Argentina–; CEMIC (Centro de Educación Médica e Investigaciones Clínicas de Argentina); ALAMI –Asociación Latinoamericana de los Sistemas Privados de salud–; y CSIS (Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales).

Nota de Prensa