Bolichicos intentaron depositar 12 millones de dólares en el Banco Popular de España

La UDEF en coordinación con la Fiscalía Anticorrupción y por orden del Juzgado de Instrucción número 27 de Madrid ha detenido en estos días al hijo de uno de los corruptos venezolanos que se enriqueció bajo el paraguas de Rafael Ramírez. En concreto se le acusa de cometer presuntamente un delito de blanqueo de capitales, del dinero procedente de PDVSA. En concreto, el detenido es José Roberto Rincón, hijo del millonario venezolano Roberto Enrique Rincón afincado en Estados Unidos.

DIARIO 16

Como ya hemos apuntado en Diario16, estos venezolanos que llegaron a España en los meses posteriores a la caída de Ramírez y al establecimiento en nuestro país de la mano derecha del ex canciller de Venezuela y ex presidente de PDVSA, Nervis Villalobos, quien reside en la actualidad en la cárcel de Soto del Real por una petición de extradición de la Justicia de Estados Unidos. De Rafael Ramírez, ya comentamos hace un año de la protección que recibe por parte de políticos y empresarios en Ávila cuando visita España, una información que trajo consigo fuertes presiones por parte de personas muy cercanas a los más altos poderes del Estado para retirar la noticia o, al menos, para retirar el nombre de Villalobos.

Las últimas detenciones por blanqueo de capitales procedentes de PDVSA son sólo la punta del iceberg. A la sombra de Rafael Ramírez y de su cuñado Baldo Sansó se enriquecieron muchos «bolichicos» que, tras la salida del ex canciller del Gobierno de Nicolás Maduro, huyeron con su dinero y se instalaron en Europa para blanquear esos millones de dólares, sobre todo en España, aunque los hay que se encuentran afincados en Italia, Mónaco, Rusia, Portugal o Luxemburgo.

Fue tanto el dinero esquilmado de PDVSA que aún sigue presuntamente blanqueándose a través de inversiones inmobiliarias o por medio de compra de empresas de casi todos los sectores empresariales españoles, aunque destacan el ocio y la comunicación.

Muchos de estos venezolanos están investigados, además de por las autoridades españolas, por casi todas las agencias estadounidenses y por la división de delitos económicos de la Interpol.

Sin embargo, ¿cómo está llegando ese dinero a España sin que lo detecten los agentes de la Agencia Tributaria? Los movimientos de Ramírez y de sus socios se iniciaron cuando aún era presidente de PDVSA y se rodeó de asesores venezolanos y españoles que se encargaron de crear una verdadera red de empresas interpuestas en paraísos fiscales. Ya hemos hablado en Diario16 de Alfonso de León y de su sociedad con Baldo Sansó (cuñado de Ramírez y reclamado por la Justicia de los Estados Unidos) y con el abogado J.A.N., a quienes, en diferentes correos electrónicos a los que ha tenido acceso este medio, se refiere como «mis socios». En una de estas comunicaciones, realizada en el año 2.011, De León decía lo siguiente a un importante empresario español:

«En efecto me tengo que marchar “a consultas” a Caracas el lunes, y no regresare hasta el jueves, pero lo providencial es que el 29, justo el 29, mis socios (Baldo y Jorge) estarán en Madrid con lo que, en principio (salvo cambios de última hora), nos podremos ver todos juntos y con eso avanzar más. Son personas claves dentro del panorama político del país (cuñado y asesor jurídico de inversión personal fuera del país) de Rafael Ramírez, presidente de PDVSA) en cuestión. Yo me ocupo de temas financieros».

Empresas y asesores españoles son y han sido fundamentales para ese blanqueo de dinero procedente de la corrupción de PDVSA. Mientras tanto, los venezolanos siguen utilizando sus servicios para continuar con inversiones que tienen como único fin el presunto blanqueo y lo hacen a través de redes de empresas fantasmas ubicadas en Hong Kong, Islas Vírgenes Británicas, Luxemburgo, Bahamas y Panamá. Es curiosa la tendencia que algunos de ellos tienen a la hora de comprar empresas españolas y, una vez cerrada la operación, llevar la sociedad de inmediato a Luxemburgo, Andorra, Suiza o Liechtenstein.

Algunos de los mencionados anteriormente siguen en libertad, viviendo en La Moraleja, La Finca, La Florida o Montepríncipe, con un elevado tren de vida. Sin embargo, ya son varios los que tendrán que lidiar con la justicia española por estar acusados, precisamente, de blanqueo de capitales, estafa y administración desleal. Algunos de estos venezolanos han logrado a ganarse la amistad de algunos de los jóvenes nuevos líderes de la derecha española a los que les esculpen los músculos en los locales cercanos al Parque del Retiro. Por otro lado, hubo intentos de colocar 12 millones de dólares procedentes de la red de sociedades fantasmas antes citada en el Banco Popular, operación a la que esta entidad se negó a aceptar y que, presuntamente, ese dinero se quedó en Luxemburgo.

Esto acaba de empezar, las detenciones se van produciendo, pero aún quedan muchos más. Tal vez haya coincidido esta aceleración de las operaciones contra el blanqueo de capitales de PDVSA con algún tipo de acuerdo entre Nervis Villalobos y la Fiscalía Anticorrupción, tal y como informamos en Diario16.