Asamblea Nacional debate hoy antejuicio de mérito contra Nicolás Maduro

La Asamblea Nacional discutirá hoy martes si autoriza que continúe el antejuicio político aprobado por el Tribunal Supremo de Justicia -designado en 2017- contra Nicolás Maduro por su supuesta incursión en delitos de corrupción y legitimación de capitales.

Redacción Venezuela Al Día y Tal Cual Digital

El Tribunal Supremo se encuentra en el exilio; sus magistrados laboran desde Estados Unidos, Colombia y Chile, luego de que el régimen de Nicolás Maduro los persiguiera para encarcelarlos. Estos juristas serían los legítimos de acuerdo con el Parlamento de mayoría opositora, que repitió la designación al considerar que el TSJ seleccionado en 2015 no cumple con las condiciones que establece la Constitución.

Ahora Maduro respalda el Tribunal Supremo que le conviene, el que lidera Maikel Moreno; mientras que desconoce el nombrado por la Asamblea Nacional. La complejidad de la situación ha generado desacuerdos en el seno de la oposición en la forma de actuar; sin embargo, en el debate de este martes podrían aclararse las posturas.

Audiencia en la que se evaluó aplicar antejuicio contra Maduro / Foto: Venezuela Al Día

En un análisis publicado en el portal Tal Cual, el periodista Víctor Amaya destaca que la bancada de la Mesa de la Unidad Democrática (la mayoría opositora) no contaría con los votos de las dos terceras partes del hemiciclo para validar el antejuicio. Incluso si cuenta con el respaldo de la Fracción 16 de julio -que representa al movimiento Soy Venezuela de María Corina Machado-.

“La MUD cuenta entonces con 96 diputados principales, incluyendo los de Primero Justicia (32), Acción Democrática (24), Voluntad Popular (16), Un Nuevo Tiempo (15), Movimiento Progresista de Venezuela (4), La Causa R (4), Proyecto Venezuela (1), Cuentas Claras (1) y el independiente Carlos Lozano. A ellos, asumiendo que votarían a favor del antejuicio, habría que sumar los tres del Bloque 16 de Julio (1 de Vente Venezuela, 1 de Convergencia y 1 de Alianza Bravo Pueblo), para un total de 99. Pero son necesarias 107 manos alzadas”, explica Amaya.

“Cerco” judicial contra Maduro se afianza con antejuicio de mérito

La semana pasada, ocho diputados (cuatro de ellos principales) dejaron el partido Un Nuevo Tiempo para respaldar al Movimiento Prociudadanos del empresario Leocenis García. Si la MUD quiere lograr la cantidad de votos que necesita debe contar con el respaldo de esta nueva bancada e incluso con el de los aliados del candidato presidencial Henri Falcón, los partidos Avanzada Progresista, Copei y Movimiento Al Socialismo.

 

 

Autor: Víctor Amaya | @victoramaya


La directiva de la Asamblea Nacional convocó a los parlamentarios para que el martes 17 de abril sea estudiada la solicitud de antejuicio de mérito al Presidente de la República, como lo solicitó el Tribunal Supremo de Justicia en el exilio.

Para aprobar un antejuicio de mérito a Nicolás Maduro hace falta la mayoría calificada en la Asamblea Nacional, según lo establece el artículo 110 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia que reza: Corresponde a la Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia declarar si hay o no mérito para el enjuiciamiento del Presidente o
Presidenta de la República o de quien haga sus veces y, en caso afirmativo, previa autorización de la Asamblea Nacional aprobada con el voto favorable de las dos terceras (2/3) partes de sus miembros, conocer de la causa hasta sentencia definitiva, sea cual fuere la naturaleza del delito, de acuerdo con las reglas del proceso ordinario previsto en el Código Orgánico Procesal Penal.

Actualmente el Poder Legislativo, para el que se eligieron 167 integrantes en diciembre de 2015, cuenta con 160 miembros incorporados.

Tres curules quedaron vacantes luego de que tanto diputados principales como suplentes abandonaran la labor parlamentaria. Todos eran del PSUV. Además, están los tres diputados indígenas por Amazonas desincorporados siguiendo una orden del Tribunal Supremo de Justicia, entre los cuales está Romel Guzamana, quien anunció que retomaría su puesto ahora representando a Prociudadanos, el movimiento de Leocenis García que constituyó una bancada de siete diputados.

La MUD cuenta entonces con 96 diputados principales, incluyendo los de Primero Justicia (32), Acción Democrática (24), Voluntad Popular (16), Un Nuevo Tiempo (15), Movimiento Progresista de Venezuela (4), La Causa R (4), Proyecto Venezuela (1), Cuentas Claras (1) y el independiente Carlos Lozano.

A ellos, asumiendo que votarían a favor del antejuicio, habría que sumar los tres del Bloque 16 de Julio (1 de Vente Venezuela, 1 de Convergencia y 1 de Alianza Bravo Pueblo), para un total de 99. Pero son necesarias 107 manos alzadas.

Con la oposición fraccionada, el proceso de antejuicio puede estancarse pues harían falta los votos de los parlamentarios de Prociudadanos, y también los de organizaciones que apoyan a Henri Falcón que, hasta ahora, no han anunciado si apoyarán la moción del TSJ en el exilio.

Desde que se acordó discutir el punto, los partidos que han fijado posición son los que conforman el llamado “G4” de la Mesa de la Unidad.

Por su parte, el partido Voluntad Popular emitió un comunicado en el cual expresan respaldo “a la decisión emanada por el legítimo TSJ y nuestra decisión de impulsar en el seno de la Asamblea Nacional, a través de nuestros diputados, que sea autorizadala continuación del enjuiciamiento a Nicolás Maduro Moros hasta alcanzar sentencia definitiva”.

El escrito del partido de Leopoldo López además hace un exhorto “a los funcionarios que integran los demás Poderes Públicos como Fiscalía y  Contraloría, así como a los miembros de las FANB y demás instituciones del Estado venezolano, a cumplir y hacer cumplir lo acordado por TSJ legítimo y lo que acuerde la AN elegida por todos los venezolanos”.

Primero Justicia también emitió un comunicado oficial fijando posición al respecto: “apoyaremos irrestrictamente cualquier acción de la Asamblea Nacional que vaya dirigida al esclarecimiento y enjuiciamiento por los casos de corrupción que vinculan a Nicolás Maduro Moros y su gobierno con Odebretch”.

El partido Un Nuevo Tiempo apoyará la moción para que el proceso judicial contra Nicolás Maduro continúe en el plano judicial, como lo publicó la cuenta oficial en Twitter de la tolda azul.

UNT confirmó la expulsión de sus filas de ocho diputados, cuatro principales y cuatro suplentes, que se salieron de la línea política partidista. Fue la reacción de la Dirección Ejecutiva Federal de la tolda ante el anuncio de un grupo de parlamentarios de sumarse a las filas del Movimiento Prociudadanos, fundado por el empresario Leocenis García.

Allí se cuentan Timoteo Zambrano, Melva Paredes, Adolfo Superlano y Chaim Bucarán; y los suplentes: Maribel Guédez, Kerrins Marvárez, Freddy Castellanos y José Sánchez “Mazuco”. Los acompañan José Gregorio Aparicio (independiente) y Romel Guzamana (diputado indígena que estaba desincorporado por orden del TSJ).

Un detalle importante es que todos los seis suplentes de los parlamentarios de Prociudadanos pertenecen a partidos que han afirmado apoyar el antejuicio a Maduro. “Mazuco” no tiene suplente pues él mismo pasó a ocupar la curul que dejó Juan Pablo Guanipa al competir y ganar la gobernación de Zulia, que no pudo asumir.

Avanzada Progresista cuenta con tres diputados principales: Julio César Reyes, María Teresa Pérez y Teodoro Campos. Copei tiene una curul, la que ocupa Franklyn Duarte (que se suma a los postulados de la MUD). MAS no cuenta con diputados principales.

Los 50 militantes del Gran Polo Patriótico ya no asisten a las sesiones. Aparte está el diputado Eustoqui Contreras, quien fundó su propia bancada -el Bloque Socialista- al renunciar a las filas del madurismo. No ha dicho si asistirá a la sesión o si votará al respecto.

La diatriba legal

La magistrada emérita del TSJ Blanca Rosa Mármol de León, sin embargo, afirma que solo 84 diputados serían suficientes. Se basa en lo que  explica el constitucionalista José Vicente Haro quien afirma que la disposición de la Ley Orgánica del TSJ ha quedado derogada por instrumentos posteriores.

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter

Haro cita el artículo 378 del Código Orgánico Procesal Penal, reformado en 2012, que establece: “Cuando el Tribunal Supremo de Justicia declare que hay mérito para el enjuiciamiento del Presidente de la República, previa autorización de la Asamblea Nacional, continuará conociendo de la causa hasta sentencia definitiva”, sin especificar la mayoría calificada.

También hace referencia al artículo 89 del Regamento Interior y de Debates de la Asamblea Nacional, que reza: “Las decisiones de la Asamblea Nacional se tomarán por mayoría absoluta, salvo aquellas en las cuales la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela o este Reglamento especifiquen otro régimen. Se entiende por mayoría absoluta la mitad más uno de los diputados y diputadas presentes…”

Otro asunto es la discusión sobre la legitimidad de la decisión tomada por el llamado “TSJ legítimo”. Los 13 magistrados en el exilio fueron nombrados por el Parlamento venezolao para sustituir a los “exprés” que designó el chavismo antes de perder la mayoría del Legislativo. Siendo así, se ha criticado, por ejemplo por parte de la ONG Acceso a la Justicia, que se pretendan constituir en un Tribunal Supremo paralelo y no como complemento de la constitución actual del máximo juzgado, entre otras cuestiones de forma y fondo.