Alex Saab, el testaferro de Nicolás Maduro que protege Conatel

La Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), organismo encargado de regular las comunicaciones en Venezuela, prohibió a periodistas difundir información sobre Alex Nain Saab, empresario colombiano vinculado al chavismo e investigado por corrupción en la importación de alimentos.

Por: Sabrina Martin /Panampost

A través del Juzgado 11º en Caracas, Conatel ordenó a los reporteros del portal de noticias independiente Armando.Info, no hacer mención de Saab, imponiendo así la censura y demostrando la complicidad que existe entre el oficialismo y el empresario de nombre “protegido”.

“La gran novedad es que hoy ha intervenido Conatel (…) Nos ha hecho llegar oficios en que nos dice que no podemos nombrar a Álex Saab en Armando.info y a la vez está haciendo llegar oficios a algunos medios electrónicos y a proveedores de Internet advirtiendo que no podemos hablar del caso”, señaló Ewald Scharfenberg, periodista del medio digital.

¿Quién es Alex Saab?

Saab fue identificado en investigaciones de Armando.info como uno de los beneficiados en la importación irregular de alimentos a sobreprecio para el programa estatal de los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Este sistema establecido por el régimen abastece de ciertos productos de la cesta básica alimentaria a hogares, a un costo subsidiado, a través de divisas preferenciales para la compra e importación de los productos alimenticios en el exterior.

Los reportajes publicados por los periodistas demuestran que Saab estuvo conectado con la distribución de alimentos a través de los contratos que la empresa Group Grand Limited firmó con el Ejecutivo de Nicolás Maduro.

El primer texto titula: Empresarios cuestionados en Ecuador y EE.UU. le venden comida al Gobierno venezolanoy el segundo: De Veracruz a la Guaira: un viaje que une a Nicolás Maduro con Piedad Córdoba.

Relatan las investigaciones que el demandante, Alex Saab, logró venderle alimentos a Venezuela por más de 200 millones de dólares en una negociación aprobada con la firma de Nicolás Maduro. Los productos fueron pagados con dólares preferenciales, pero facturados con sobreprecio.

El segundo reportaje revela que las bolsas de alimentos que el régimen entrega a los más pobres, estarían en manos de una empresa de Nicolás Maduro, el venezolano Rodolfo Reyes y los colombianos Álvaro Pulido Vargas y Saab. Los dos últimos también directamente relacionados con Piedad Córdoba, exsenadora y candidata presidencial en Colombia.

Saab mantiene que su honor y reputación se han visto afectados, y está asistido legalmente por el abogado Amir Nassar, que en 2005 representó al partido de Gobierno Movimiento V República (MVR) ante el Consejo Nacional Electoral (CNE).

¿Qué hay detrás?

El mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, sería propietario de una controvertida empresa vinculada a la venta de alimentos subsidiados CLAP. Maduro, quien ante el mundo ha asegurado “defender a los pobres”, estaría beneficiándose de la necesidad de los venezolanos, pues al parecer les vende la comida con sobreprecio.

Durante enero a mayo de 2017, Venezuela compró a México 414.000.124 toneladas de aceite vegetal, arroz, atún en lata, azúcar, fríjol negro, lentejas, maíz blanco, mayonesa, pastas y salsa de tomate incluidos en los CLAP.

Entre las empresas elegidas por el gobierno de Maduro para importar alimentos desde México destaca Group Grand Limited, compañía que según la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, pertenece a Nicolás Maduro.

Group Grand Limited funge como una empresa intermediaria comprando los alimentos en México y vendiéndolos a Venezuela.

Según Excelsior, si se cruza el precio reflejado en las facturas a través del Sistema de Información Arancelaria Vía Internet, se aprecia que armar la caja de los CLAP en suelo mexicano costó unos 16 dólares, mientras que Group Grand Limited la revendió por 34 dólares.

Los únicos productos que los venezolanos pagaron a un precio similar al reportado por México para sus exportaciones a Venezuela, según las facturas de la empresa, fueron: leche en polvo, azúcar y aceite vegetal.